Fernández Mañueco, José Guirao y García Cirac, minutos antes de reunirse en Madrid
Fernández Mañueco, José Guirao y García Cirac, minutos antes de reunirse en Madrid - ICAL

Guirao garantiza que saldrán «poquitos» documentos de Salamanca hacia Cataluña

«Satisfacción» de Cirac y Mañueco ante el «no» del Gobierno a un cambio de ley que permita más traslados

J. M. A.
ValladolidActualizado:

El temor a una nueva salida masiva de documentos del Archivo de Salamanca hacia Cataluña quedó ayer en principio desterrado después de una necesaria reunión en la sede del Ministerio de Cultura con la presencia de su titular, José Guirao, además de la consejera de Cultura de la Junta, María Josefa García Cirac, y el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, en el que era su penúltimo día como regidor de la ciudad antes de centrarse en su intento por convertirse en el presidente del Gobierno regional con el PP. «Satisfacción» y «acuerdo» fueron las palabras más utilizadas por los asistentes a una cita a la que sus protagonistas llegaban tras las discrepancias y reproches públicos lanzados por una y otra parte.

Como balance del encuentro, que sirvió sobre todo para limar asperezas, es que en un plazo aún no fijado saldrán posiblemente «unos poquitos» documentos desde la capital charra a tierras catalanas en cumplimiento de la ley en vigor y que también se devolverán a Salamanca los «papeles» ya enviados y que no se han devuelto a sus teórico propietarios. Además, como gesto hacia las reivindicaciones de Castilla y León, Guirao aseguró que no se cambiará la ley para atender nuevas peticiones -ya solicitadas en algunos casos- para la salida de más legajos porque «no está amparadas» bajo ninguna figura legal y, por lo tanto, «no entra en ningún tipo de discusión». Además, se «potenciará» el Centro Documental de la Memoria Histórica.

El ministro fue incluso más optimista de lo esperado y se aventuró a calificar el primer trimestre de 2019 como una «fecha perfecta» para poner fin al conflicto «si lo técnico no atasca lo político». En el encuentro, las tres partes coincidieron en cumplir la ley de 2005 que fija los acuerdos de restitución a la Generalitat de Cataluña de los documentos confiscados con motivo de la Guerra Civil y custodiados en el Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca. «Lo que planteamos -matizó Guirao- es zanjar de una vez el cumplimiento de la ley de 2005, cerrar ese capítulo para que no siga generando polémica ni elucubraciones (...) El primer trimestre de 2019 me parece una fecha perfecta porque si lo técnico no se atasca, lo político no tiene por que atascarse», insistió. En este sentido, detalló que «queda muy poco para terminar su cumplimiento » ya que en base a los criterios que marca la ley «quedaría por devolver muy poquita documentación».

Una vez que la comisión técnica finalice sus trabajos de identificación de los «papeles» que pueden cambiarse de lugar -la reunión estaba prevista para noviembre, pero se aplazó-, este informe será elevado al pleno del patronato del Centro Documental de la Memoria Histórica, que se reunirá «previsiblemente» el próximo mes de enero, informa Efe. Por otra parte, según el ministro, tanto el alcalde como la consejera de Cultura han acordado «potenciar» el archivo existente y «ampliar sus contenidos» con el objetivo común de que el Centro de la Memoria Histórica sea el «más completo para el estudio de un periodo histórico de España del siglo XX».

«Cumplimiento» de la Ley

Mientras, el alcalde de Salamanca se mostró «satisfecho» con el resultado de la reunión e hizo hincapié en la «satisfacción» del Ayuntamiento por el «acuerdo» alcanzado con el ministro, quien, según dijo, se ceñirá al «cumplimiento estricto» de la Ley de la Memoria Histórica aprobada en 2005. Mañueco reconoció que hay «flecos pendientes» por «resolver, en base a esos criterios técnicos -de 2005-», pero destacó que el Ejecutivo central «no tiene entre sus prioridades una nueva ley» sobre posibles nuevos envíos fuera de esa legislación vigente.

Por ello, tras su reunión con el ministro y con la consejera autonómica, el alcalde de Salamanca reseñó que «no van a salir nuevos papeles distintos de los que están amparados por la ley de 2005».

Asimismo, valoró que el Gobierno mantenga su «apuesta» por que el Centro Documental de la Memoria Histórica, conocido antiguamente como Archivo General de la Guerra Civil, sea «un gran archivo nacional, y que el patronato ahora deberá estudiar si la documentación que albergue vaya desde tiempos de la II República hasta la Transición. Fernández Mañueco insistió en la importancia de «potenciar» el centro son sede en la ciudad de Salamanca e «incrementar el número de documentos» que alberga actualmente.

Buen «tono»

Por último, la consejera de Cultura y Turismo, también mostró su satisfacción tras la reunión con el ministro. En declaraciones al concluir el encuentro, García Cirac destacó «el tono» en que se ha desarrollado, así como los «objetivos compartidos» por todas las partes. En este sentido, la consejera insistió en el impulso al centro salmantino y el cumplimiento de la ley de 2005 acordado este martes en la sede ministerial.