Javier Fesser, Joaquín Reyes y Rozalén, los tres reconocimientos destacados en Premios de Inciativa Social 2018
Javier Fesser, Joaquín Reyes y Rozalén, los tres reconocimientos destacados en Premios de Inciativa Social 2018

Rozalén, Joaquín Reyes y Javier Fesser, premios Iniciativa Social 2018

También recibirán reconocimientos especiales el 30 de noviembre en Albacete el programa de CMM Media «Héroes Anónimos» y Abycine

ToledoActualizado:

El Palacio de Congresos de Albacete acogerá el próximo 30 de noviembre la entrega de los premios a la Iniciativa Social 2018, que organiza por tercer año consecutivo el Gobierno de Castilla-La Mancha para reconocer las actividades de personas físicas, ayuntamientos y entidades privadas que hayan fomentado valores de altruismo, libertad, tolerancia y solidaridad, destacando por su entrega e iniciativa social. En esta ocasión, destacan entre los reconocimientos un gran número de colectivos y personalidades, entre los que son dignos de reseñar la cantante albaceteña María Rozalén, el cómico también albaceteño Joaquín Reyes y el reconocido cineasta madrileño Javier Fesser.

Ha sido la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, quien en la rueda de prensa semanal del Consejo de Gobierno ha dado a conocer la publicación en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha la decisión de la comisión de selección de candidaturas. Según se publica, este órgano acordó el pasado 31 de octubre, de este modo, distinguir con el reconocimiento especial a la Iniciativa Social a la cantante y músico Rozalén, que con sus trabajos musicales interpretados en lenguaje de signos consigue que su música pueda ser entendida por todos; al guionista y director de la película «Campeones», Javier Fesser, por plasmar el día a día de las personas con discapacidad; y al humorista Joaquín Reyes, por su contribución y participación desinteresada en causas sociales, una faceta desconocida para el gran público.

En esta misma categoría de reconocimientos especiales se encuentran el programa de CMM Media «Héroes Anónimos», por dar voz y poner cara a todos aquellos que día a día luchan, se esfuerzan y ayudan a los demás; y el Festival de Cine de Albacete (Abycine), por su implicación en los Derechos Humanos a través de proyectos audiovisuales que tratan sobre esta temática.

En la categoría de acción social serán reconocidos los ayuntamientos de Hellín y de Alcázar de San Juan, por estar entre los 25 ayuntamientos de «excelencia» en inversión social en España, según la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, ya que ambos tienen un gasto acreditado en servicios sociales superior a 100 euros por habitante; la Residencia de Mayores «Cervantes» de Villamayor de Santiago (Cuenca) por las actividades intergeneracionales, en las que participan trabajadores, residentes, y, en algunas ocasiones, toda la población de la localidad; y la Fundación La Caixa, por su compromiso en proyectos destinados a mejorar la vida de las personas, especialmente de las más desfavorecidas.

En materia de cooperación, recibirá un reconocimiento por parte del Ejecutivo autonómico, Ana Requena Martínez, por su trabajo con los más necesitados en Delivery Missión en Ámsterdam y por su colaboración en campos de refugiados sirios en Grecia.

Dependencia y discapacidad

En dependencia y discapacidad, los reconocimientos serán para el proyecto «Valorarte», de Laborvalía, por potenciar el valor de las personas con discapacidad a través de este proyecto creativo cuyo objetivo es potenciar el talento no explorado de estas personas, fomentando la creatividad, la participación y la colaboración, entre otras capacidades; el Consejo Territorial de ONCE en Castilla-La Mancha, por su trabajo en la mejora de la calidad de vida de las personas ciegas, con discapacidad visual y personas con discapacidad; la Asociación Desarrollo-Autismo Albacete por ofrecer respuestas eficaces a las necesidades de las personas afectadas de Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) durante todo su ciclo vital.

También serán reconocidos dentro de esta categoría el Comité de Representantes de Personas con Discapacidad de Castilla-La Mancha (Cermi) por la defensa de las personas con discapacidad y sus familias y por ser una entidad referente que ha contribuido de manera destacada a visibilizar al colectivo de la discapacidad en nuestra región; a Apace Talavera por sus 40 años de incansable trabajo y su lucha por dar visibilidad y favorecer los procesos de inclusión social de las personas con parálisis cerebral que mejoran la calidad de vida de las personas con parálisis cerebral y sus familias; y a la Federación de Deportes para Personas con Discapacidad Intelectual de Castilla-La Mancha (Fecam) por promover y colaborar en la plena inclusión social de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo a través de sus programas deportivos y de actividad física.

En el área de familia y menores, el reconocimiento es para Justa Carretero Merino y Carlos Millán Zarza, por su trayectoria en el acogimiento familiar de niños y niñas de la región, ya que han realizado 15 acogimientos desde el año 2015, pero además trabajan para que el Acogimiento Familiar resulte algo cercano y conocido para la sociedad; la Federación de Asociaciones De Viudas de Castilla-La Mancha, por su defensa de los derechos sociales y económicos de las viudas y familiares a su cargo, y por crear un movimiento asociativo para que aprendan a vivir en autonomía; la Asociación de Familias de Niños con Cáncer (Afanion), por su importante labor de acompañamiento y atención a las familias que han afrontado un proceso de cáncer en alguno de sus hijos o hijas.

Por último, en el ámbito de voluntariado, el reconocimiento es para la Asociación de Voluntarios de Informática de Centros de Mayores de Castilla-La Mancha (Avicecam), por su labor de dinamización y orientación en el acceso a las nuevas tecnologías que realizan personas mayores como voluntarios y voluntarias en los Centros de Mayores de la Región; para María José Blanco Tabernero, por haber escrito la obra «Mi vida en la Maleta» que reflexiona sobre la enfermedad de Alzheimer, y por último, a los «Payapeutas» del hospital de Guadalajara, por llevar la alegría, la risa y el espíritu positivo a lugares donde el color y la sonrisa de hacen más necesarios y poder hacer que las personas que puedan olvidarse de dónde están y de qué dolencia les ha llevado hasta el hospital.