El futuro de Inalsa pasa por fondos de capital riesgo

La gestión del agua en Lanzarote, pendiente de revisión de precios y proceso judicial en Canal de Isabel II por la «operación Lezo», podría caer en manos de Saur, propiedad del fondo sueco EQT desde el pasado mes de diciembre

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

El desarrollo de los negocios eólicos y de agua de Lanzarote pasaría por el control que pueda asumir después de las elecciones municipales de mayo de 2019 fondos de capital riesgo interesados en explotar este tipo de negocios. La empresa canaria Inalsa está afectada por el proceso de reconversión surgido en Canal de Isabel tras la «operación Lezo».

La gestión de Inalsa, en manos de Canal de Isabel II, podría terminar bajo control de EQT Infrastructure porque la segunda empresa clasificada en la adjudicación directa de venta de Inalsa en 2012 es Saur. Y Saur es propiedad desde diciembre pasado de EQT. Quien pilota en España los intereses de Saur es José Luis Rubio, relacionado en Lanzarote por el «caso Unión».

El « caso Unión» es una de las macrocausas de corrupción más importantes de los últimos años en Canarias, informa Efe, en la que se acusa al expresidente insular de Lanzarote Dimas Martín de desviar dinero público en su propio beneficio.

En 2012, el concurso de venta de Inalsa quedó desierto y se hizo un pliego de adjudicación directa con firmas invitadas. La venta de Inalsa, una vez que Canal Isabel II lo pida formalmente, deberá contar con el visto bueno del Cabildo de Lanzarote. Existe la opción de que el Cabildo de Lanzarote encargue la gestión a Saur.

Embargo judicial

En Canarias, además del Puerto de Las Palmas, EQT tiene con Saur a Emalsa, líder en desalación de agua en España y con varios expedientes judiciales en fase de investigación de sus directivos por la Fiscalía a instancias del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria (PSOE), el segundo accionista de la empresa.

Para hacerse con el control de Inalsa, Canal Isabel II apostó por invertir 60 millones de euros en Lanzarote. Gestagua no pudo llegar a esa cifra; pero el Cabildo de Lanzarote no descartaría dejar en manos de esta sociedad francesa el negocio de la isla, según ha podido saber ABC.

La empresa autonómica madrileña tiene problemas industriales en la isla. Desde pérdidas de agua en la red a la competencia política entre partidos. En 2018, el PSOE dio instrucciones de embargar bienes a la empresa pública Inalsa, entre otros.

Así, la líder insular del PSOE, diputada regional y alcaldesa de San Bartolomé, María Dolores Corujo, ha reclamado a través de los juzgados ingresos por la instalación de dos parques eólicos en suelo de titularidad municipal. La presencia de parques eólicos en las cuentas de Inalsa se ha incrementado con el aumento de potencia obtenido desde 2015.

EQT en Kuoni: un año en cartera

En sectores como el turismo, en 2016 EQT compró Kuoni por 1.200 millones de euros Un año después, la vendió a la japonesa JTB Corporation. En esa época, EQT quería comprar el negocio digital de camas de TUI, Hotelbeds, pero esa operación no se realizó finalmente.