Los preparativos del escenario en la Plaza de Colón, este sábado
Los preparativos del escenario en la Plaza de Colón, este sábado - ISABEL PERMUY

La sociedad civil clamará hoy por la unidad de España

El centro derecha calibra su fuerza y poder de convocatoria en la calle para exigir un adelanto de elecciones generales

Sigue la manifestación en la Plaza Colón de Madrid en directo: clamor por la unidad de España

MadridActualizado:

La Plaza de Colón de Madrid se llenará hoy, a partir de las 12, de banderas de España, en una concentración en la que los partidos políticos pasarán a un segundo plano, de forma voluntaria, para ceder el protagonismo a la sociedad civil y a los ciudadanos. Bajo el lema «Por una España unida. ¡Elecciones ya!», los organizadores estiman que decenas de miles de personas, llegadas de todos los puntos del país, se concentrarán en esta plaza madrileña contra los pactos de Pedro Sánchez con los independentistas catalanes. Será un «no» gigantesco al presidente socialista, quien justo el viernes simuló una especie de ruptura de diálogo con Torra y los separatistas, en pleno incendio político dentro del PSOE. Y será también una demostración de fuerza del centro derecha, para exigir a Sánchez un adelanto electoral.

El Partido Popular y Ciudadanos, organizadores de la protesta, remataron ayer los últimos detalles del manifiesto que se leerá durante la concentración. El texto se distribuyó a los partidos constitucionalistas que están invitados al acto para conseguir un consenso: Vox, UPN, PAR, Foro Asturias y UPyD. En el manifiesto se subraya la defensa de la unidad de España y la Constitución, se rechazan los pactos con los independentistas y se exige a Sánchez que convoque elecciones. Los partidos han optado por ceder la lectura del manifiesto a profesionales del mundo de la comunicación y del periodismo, lo que evita así que la Plaza de Colón se convierta en una sucesión de mítines de los distintos líderes políticos, que tampoco tendrán una pancarta conjunta. Los encargados de leer el texto serán María Claver, Albert Castillón y Carlos Cuesta.

Pero los representantes de los partidos también hablarán a los medios. A partir de las 10.50, los líderes de los partidos que participan en la concentración harán declaraciones, hasta que la protesta empiece de forma oficial a las 12.

Los barones del PP

Por parte del PP, está previsto que Pablo Casado esté acompañado de todos los barones regionales, excepto Alfonso Alonso, que no puede viajar a Madrid por motivos de agenda (un homenaje a Joseba Pagazaurtundua), pero ya ha mostrado su apoyo al acto. Asistirán todos los miembros del Comité de Dirección del partido, los presidentes provinciales, además de los regionales, los candidatos para las elecciones municipales y autonómicas, y miembros del partido de toda España. Así, el PP de Murcia, por ejemplo, ha movilizado 20 autobuses gratuitos con 1.300 personas para acudir a Madrid, el partido en Castilla y León ha fletado otros 33 autobuses, el de Castilla-La Mancha, 45, y el PP de la Comunidad Valenciana trasladará a unas 2.000 personas.

Por Ciudadanos también se han fletado decenas de autobuses en toda España, para estar hoy en Colón junto a Albert Rivera, Juan Carlos Girauta, Toni Cantó, Ignacio Aguado, Begoña Villacís, Inés Arrimadas y Luis Garicano, entre otros dirigentes. El candidato a la Alcaldía de Barcelona Manuel Valls también ha anunciado su presencia. Tanto Aguado como Villacís subrayaron ayer que acudirán a Colón como «sociedad civil y no como políticos».

El PP y Ciudadanos han advertido de que «los ciudadanos son los protagonistas por encima de las siglas políticas y los partidos de la concentración» de Colón, y han dejado claro que los partidos y los grupos que no defienden «los valores democráticos y de convivencia» no serán bienvenidos hoy en la concentración. A pesar de ese aviso, hay grupos extremistas que ya ha anunciado su presencia.

La protesta en la calle no ha gustado nada a los grupos de la izquierda en el poder, que han descalificado de antemano a los que acudan a Colón. Incluso el presidente del CIS, el socialista José Félix Tezanos, trató de descalificar la manifestación y la tachó de «conato de motín surrealista que supera los mayores sinsentidos» de la historia española.

Por parte de Vox, su líder, Santiago Abascal, ha estado en contacto con Pablo Casado desde el primer momento, y su partido se ha unido a la convocatoria, dentro de las normas que han consensuado. Los dirigentes de Vox llegarán a Colón después de reunir ayer a unas 1.700 personas en «la sala más grande» de Mallorca, el Auditorium de Palma. «La #EspañaViva vuelve a Colón para desalojar al cómplice de los golpistas», escribieron ayer en Twitter.