El presidente del Gobierno, tras intervenir en la sesión de control al Ejecutivo, esta tarde en el pleno del Senado - EFE

Sánchez mantiene viva la opción del indulto al separatismo: «El Gobierno hace política»

El presidente defiende el pacto con el PP sobre el CGPJ y reclama a Casado que lo respete

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«Respeten la independencia del poder judicial, señor Cosidó. Dejen a los jueces trabajar. Y luego, señorías, desde el Gobierno de España y los representantes de los grupos parlamentarios tendremos que hacer política». De esta manera el presidente, Pedro Sánchez, ha dejado abierta la puerta a la concesión de indultos futuros a los líderes independentistas si son condenados por rebelión o sedición por orquestar el golpe separatista en Cataluña.

El PP intentó en la sesión de control del Senado que Sánchez aclarase si su Ejecutivo contempla dar medidas de gracia a los líderes catalanes enjuiciados por el «procés». El presidente socialista ha pedido no anticipar escenarios hasta que no haya condenas. «De qué indultos me hablan si no hay sentencias. Me hablan de indultos sobre sentencias de juicios que aún no se han celebrado», ha sido su respuesta.

El jefe del Ejecutivo socialista ha aprovechado al pregunta formulada por el portavoz popular, Ignacio Cosidó, para exigirle que dimita por afirmar en un mensaje escrito a sus compañeros que el acuerdo con el Gobierno para situar al juez Marchena en el CGPJ les permitiría «controlar desde atrás» órganos clave del poder judicial.

«Usted ayer dijo cosas gravísimas. Ha ofendido gravemente la honorabilidad del juez Marchena (…) Ha dañado el crédito de la Justicia (…) Ha desvirtuado el pacto interpretando algunos nombramientos como beneficiosos», ha relatado Sánchez haciéndose eco del «WhatsApp» de Cosidó. «El escándalo no es que sea el poder legislativo quien elija. Es el sentido patrimonialista que tiene el PP de la Justicia», ha remachado Sánchez.

El presidente del Gobierno ha cargado así todas las culpas de la voladura del pacto sobre el PP. «Creo en la independencia del poder judicial y no transijo que haya interferencias en el funcionamiento del poder judicial», ha espetado Sánchez a Cosidó, quien había eludido el escándalo del pacto en torno al CGPJ, malogrado hoy por la renuncia de Marchena.

Sánchez ha defendido ese acuerdo entre PP y PSOE. El líder socialista legitima que sean las Cortes las que elijan a los vocales del CGPJ. «Yo voy a defender que sea el poder legislativo y no los representantes de las asociaciones de jueces y fiscales los que decidan cómo gobernarse a sí mismos», ha manifestado desechando en principio la propuesta de Pablo Casado, y de Ciudadanos, de volver al sistema mixto de elección, como contempla la Constitución.

Sánchez se ha mostrado abierto a una reforma futura para «cambiar la metodología», aunque ha defendido que la elección del CGPJ compete al poder legislativo. «La elección del CGPJ compete al poder legislativo. Podemos cambiar la metodología, estamos abiertos a ello. Pero la fórmula a día de hoy es a través del poder legislativo, del Congreso y del Senado», señalando que PP y PSOE representan con sus 210 diputados a una «amplia» mayoría de la sociedad española.

Y ha instado a Casado a que vuelva a ese pacto. «Llegamos a un acuerdo que le pido que respeten. Son un partido de palabra. Tienen que respetar los acuerdos. Tengan ustedes sentido institucional, hagan oposición al Gobierno pero no a costa de deteriorar las instituciones», ha concluido.