Fernández Díaz y Rajoy, en una imagen de archivo
Fernández Díaz y Rajoy, en una imagen de archivo - REUTERS

Grabaciones de Fernández DíazLa Moncloa da por neutralizado el caso de la grabación

El Gobierno en funciones cree que se ha puesto en evidencia una maniobra «zafia»

MadridActualizado:

En La Moncloa se respira la tranquilidad esperable a pocos días de unas elecciones generales que se consideran «inciertas», y no precisamente por las grabaciones del ministro del Interior y el jefe de la Oficina Antifraude de Cataluña en 2014. En el entorno del presidente del Ejecutivo en funciones creen que el golpe se ha neutralizado, y que ha quedado en evidencia una «maniobra zafia» para intentar influir en los resultados de las urnas.

Que a pocos días de las elecciones caiga una bomba informativa sobre la campaña, que afecta de lleno a un ministro del Gobierno en funciones, «no ayuda nada» a ganar votos ni a mantener la tendencia al alza que el PP sostenía desde hacía días. Eso lo tienen muy claro en La Moncloa y en el equipo de Mariano Rajoy. Pero también están convencidos de que este asunto tampoco les quitará un solo voto el próximo domingo en las urnas.

«Se ha descubierto»

En el Gobierno en funciones creen que ha sido evidente el intento de manipular el voto. «Ha sido tan zafio, tan evidente y tan descarado que se ha descubierto por sí mismo», comentan en La Moncloa, después del primer jarro de agua fría que supuso la primera publicación de las grabaciones ilegales realizadas en el despacho del ministro del Interior hace casi dos años.

El equipo de Rajoy considera que a estas alturas de la campaña está todo prácticamente decidido y muestra su satisfacción por la campaña que ha hecho el candidato popular, sobre todo por la movilización que ha conseguido. «La maquinaria del PP se ha volcado, y se ha vuelto a demostrar que es un partido muy potente». Están convencidos de que «la denuncia del voto inútil» en muchas provincias puede resultar determinante.

Los expertos en encuestas tampoco creen que las grabaciones vayan a modificar el voto en tan pocos días. En ese sentido, desde GAD3 se estima que el mayor impacto podría estar en Cataluña, y no porque el PP vaya a perder un solo voto por esto, sino porque podría movilizar más al votante independentista, sobre todo al de ERC, que está más fuerte que Convergència.

El núcleo duro

Si las grabaciones tienen una influencia escasa o nula en el voto del PP se debe, en parte, a que este partido se mueve en una estimación de voto del 30 por ciento, es decir, el «núcleo duro» de su electorado, el más fiel que ya le apoyó en diciembre, pese a todo el desgaste de la crisis y de los escándalos de corrupción que habían sacudido este partido. El contenido de las conversaciones grabadas no hace cambiar el voto de ese elector fiel, al no suponer una contradicción flagrante con el discurso público.

Desde GAD3 se sostiene, además, que solo la participación de Mariano Rajoy en el programa de entretenimiento «El Hormiguero», en Antena 3, pudo tener un mayor impacto que el «ruido» de las grabaciones ilegales publicadas.