Silvia Clemente, en su presentación como candidata de Ciudadanos
Silvia Clemente, en su presentación como candidata de Ciudadanos - EP

El fracaso de la apuesta de Rivera

Silvia Clemente pide integración tras anular el Comité de Garantías su victoria

MadridActualizado:

No han pasado ni tres semanas y el fichaje estrella de Albert Rivera en Castilla y León ya se ha estrellado estrepitosamente. Hasta el pasado 21 de febrero, Silvia Celemente aún llevaba en su cartera un carnet del Partido Popular. Y no solo eso, sino que además era la presidenta de las Cortes de Castilla y León, después de veinte años acumulando puestos públicos siempre bajo las mismas siglas y tras haber encabezado tres consejerías distintas de la región castellanoleonesa.

Estaba convencida de que ganaría fácilmente las primarias de Ciudadanos y de que competiría mano a mano por la presidencia autonómica, último peldaño que le faltaba por subir en la escalera de la política autonómica, contra el popular Alfonso Fernández Mañueco -sucesor de Juan Vicente Herrera que no contaba con ella para sus listas-. Los primeras espadas del partido también lo veían así. Pero nadie esperaba que Francisco Igea, único diputado de Cs por Castilla y León en el Congreso y miembro del Comité Ejecutivo, se atreviese a dar un paso adelante.

Desde el principio, Igea señaló que la apuesta del presidente del partido, Albert Rivera, era un «error» porque reñía con la «regeneración» que propugna su partido, y él mismo llamó al líder de los liberales para decírselo y para comunicarle que haría frente a Clemente presentándose a las primarias.

Hasta ahora, este proceso interno en Cs no había pasado de lo anecdótico, pero el reto de Igea, un integrante del Comité Ejecutivo que plantaba cara a la apuesta de Rivera, abrió un escenario sin precedentes en la formación. La «sorpresa» que causó la decisión de Igea se redobla ahora si cabe con su victoria. Los más cercanos al presidente del partido cerraron filas con Clemente. El secretario general, José Manuel Villegas -que ayer quiso dejar claro que fue él quien tomó la iniciativa de «fichar» a Clemente y quien trasladó a la Ejecutiva esta propuesta-, la presentó como candidata a las primarias, y Juan Carlos Girauta y Miguel Gutiérrez cerraron campaña con ella.

No obstante, Igea cosechó el apoyo de miembros destacados del partido como Luis Garicano, responsable económico del partido y muy cercano a Rivera, de diversos diputados y de afiliados castellanoleoneses que se volcaron con él en las redes sociales. Clemente abogó ayer -tras confirmar la Comisión de Garantías de Cs que su victoria fue fraudulenta- por una integración que ahora parece difícil.