Accion en las Ramblas poniendo lazos amarillos en un edificio de la Cultura de la Generalitat - Ángel de Antonio/ Vídeo: Los Mossos identifican a catorce personas por intentar retirar lazos amarillos.
La reconquista del espacio público

Las brigadas de limpieza: «Nos quieren atemorizar, pero seguiremos, Cataluña es de todos»

La persecución de los Mossos de quienes retiran lazos amarillos no frena a estos grupos

BarcelonaActualizado:

La persecución por parte de los Mossos d’Esquadra de los grupos que se dedican a limpiar de lazos amarillos las calles de las poblaciones catalanas no les va a detener. La identificación la pasada semana de un grupo de catorce personas que se habían coordinado en Tarragona para retirar propaganda independentista, y la amenaza de imposición de sanciones de hasta 30.000 euros –tal y como difundió la consejería de Interior de la Generalitat–, no solo no ha acobardado a estos grupos, sino que les impulsa a seguir en esa línea, tal y como adelantan a ABC.

Mientras formaciones como PP o Ciudadanos acusan al Gobierno catalán de convertir a los Mossos en una «policía política» para disuadir a los contrarios a la independencia, las brigadas contra el lazo amarillo preparan nuevas batidas de limpieza. «Vamos a seguir con nuestra actividad a pesar de este susto. Ya hemos limpiado en multitud de municipios, unos 40 o 50, y nunca hemos tenido ningún conflicto. Si nos gritan, seguimos en silencio, vamos a continuar porque no hacemos nada malo, eso está muy claro. Nos quieran atemorizar, pero seguiremos. Cataluña es de todos», explica a este diario, queriendo mantener el anonimato, el coordinador del grupo Resistencia de Alta Tabarnia, responsable de la «acción» del pasado jueves por la noche en los municipios de Tivissa, Vandellós y Móra la Nova, los tres a orillas del Ebro, en la provincia de Tarragona.

Los episodios de tensión que se vivieron hace semanas en Cataluña con motivo de la plantada, y retirada, de cruces amarillas en diversas playas, o el atropello de cruces en la plaza mayor de Vic (Barcelona), hacían presagiar un verano conflictivo que en las últimas semanas no ha sido tal. No obstante, el vaticinio finalmente se está cumpliendo, aunque no tanto por el enfrentamiento entre grupos contrarios a favorables a la independencia –muy puntual– como por la acción «exagerada» de los Mossos, tal y como denuncian desde las brigadas de limpieza de voluntarios tarraconenses.

«Es cierto que con los Mossos la cosa se ha ido tensando poco a poco. Antes no nos decían nada y ahora, en cambio, su actuación roza la exageración. Ahora tienen protocolos diferentes. Si se encuentran a un grupo poniendo lazos solo identifican a uno o dos de ellos. A nosotros en cambio nos pararon a casi todos y nos retuvieron durante horas», explican desde Tarragona, donde barajan incluso la posibilidad de empreder acciones legales contra la policía autonómica.

Exceso de celo

En este contexto, denuncian la filtración de que uno de los detenidos es agente de la Guardia Civil, o el exceso de celo en las identificaciones. «Nos tuvieron bastante tiempo parados, como unas tres horas y le hicieron test de drogas y alcoholemia al conductor. También nos requisaron palos, cutters para quitar lazos y una escalera, pero en absoluto navajas o armas como han dicho algunos medios», explican. Los Mossos por su parte han iniciado acciones por presunta infracción grave de la ley 4/2015 de Seguridad Ciudadana –que la izquierda bautizó como «ley mordaza»–, que contempla sanciones 601 a 30.000 euros, aunque al comunicar las identificaciones solo aludían a «daños en la vía pública»..

Junto a los grupos que actúan en Tarragona, los trabajos de limpieza de lazos amarillos se concentran principalmente en Barcelona y su área metropolitana. En concreto, el grupo Segadors del Maresme es uno de los más activos. Gabriel, uno de sus líderes, reconoce a este diario que han percibido un cambio de posición por parte de los Mossos, que de una actitud de cierta inhibición ante sus acciones, han pasado a otra de persecución. «Casi nos tratan como a terroristas», denuncia a ABC Gabriel, que subraya el absurdo de que se persiga por quitar unos lazos que están puestos contraviniendo las ordenanzas municipales.

Tanto el grupo del Maresme como el de Tarragona subrayan que su forma de actuar trata siempre de evitar el enfrentamiento: «Nuestra línea es limpiar espacios públicos, no buscar la confrontación, por eso hacemos nuestras acciones de noche, tapados, en silencio y lo más rápido posible para evitar que nos señalen o publiquen fotos de nuestras matrículas».

Gran acción a final de mes

Con los Mossos pisándoles los talones, y el independentismo propagando que estos grupos son prácticamente escuadrones de violentos, estos no piensan detenerse ante lo que consideran una apropiación abusiva del espacio público por parte del indepenedentismo, y para final de este mes ya están preparando una gran acción de «limpieza».