Los expresidentes posan a su llegada al foro «40 años de democracia» organizado por Vocento - EFE

Aznar, a Zapatero: «¿Te vas a Venezuela? Ten cuidado»

Los expresidentes protagonizan un debate profundo sobre la situación política en un ambiente distendido

MadridActualizado:

El foro «40 años de democracia» celebrado por Vocento en su 15 aniversario estuvo marcado por la profundidad. Reunir a los tres expresidentes del Gobierno vivos, en palabras del propio José Luis Rodríguez Zapatero, «es excepcional», y con su experiencia política y la complejidad de la realidad española y sus desafíos, no es de extrañar que la tónica imperante sea la seriedad y la reflexión. Sin embargo, el debate que ha tenido lugar este miércoles en el auditorio de la Mutua Madrileña también ha dejado momentos que revelan una cierta complejidad entre tres hombres, Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, que si algo comparten es la responsabilidad de haber llevado sobre sus espaldas la gestión de un país.

«Yo llevo bien lo de ser un "ex"», ha manifestado Zapatero al ser preguntado sobre su visión de la política nacional desde la experiencia personal. Para Felipe González, ser expresidente del Ejecutivo «es como ser un jarrón chino en un apartamento pequeño. Un niño te puede pegar un codazo». Aznar, que ha protagonizado varios momentos distendidos durante el encuentro, ha querido parafrasear al expresidente socialista para altertar del peligro del desafío soberanista en Cataluña: «Seamos un jarrón (chino) de Hong Kong o de Shanghái tenemos que buscar puntos de encuentro. España no está para que haya más personas que jueguen irresponsablemente a la división. Sino para que haya más personas que jueguen para buscar puntos de encuentro por el país».

Al evento han acudido prsonalidades de todos los ámbitos, desde la empresa, hasta la política de primer nivel, pasando por los medios de comunicación, que han tenido un papel relevante en el debate, moderado por el director de ABC, Bieito Rubido. El presidente de Telefónica, César Alierta, o el de Vocento, Santiago Bergareche, son dos de los representantes empresariales que han asistido al debate. Albert Rivera, las portavoces de Cs, PP y PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, José Luis Martínez y Pufificación Causapié, han sido algunos de los representantes de la esfera política actual. También asistieron personas retiradas de la primera línea de la política, como los exministros Jaime Mayor Oreja y Miguel Sebastián, así como la exalcalesa de Madrid, Ana Botella.

Uno de los momentos donde más ha estado presente la confidencia que existe entre los tres expresidentes se produjo cuando Zapatero, debido a sus compromisos internacionales, ha abandonado el foro unos minutos antes de su conclusión. «¿Te vas a Venezuela», inquirió Aznar, a lo que Zapatero respondió afirmativamente. «Pues ten cuidado», le espetó el expresidente popular.

Aznar también ha protagonizado otro momento distedido con González. Después de que el expresidente socialista realizara un diagnóstico sobre la situación de Cataluña y las respuestas constitucionales que se le puede dar, Aznar le ha respondido: «Esto va a gustar. Estoy de acuerdo al 97% contigo», lo que ha provocado risas entre los asistentes. González ha querido responderle y ha contado que «en una ocasión alguien me dijo que estaba al 110% de acuerdo conmigo. Entonces, me preocupé».

También han tenido tiempo los expresidentes de bromear sobre la comparación entre la situación política de la Transición y la actual, especialmente sobre sus protagonistas. González ha querido desmontar lo que a su juicio se corresponde con un «mito», que es que el consenso político en la Transición fue fácil: «Se dice que ahora no hay consenso. José María, yo conocí a Suárez dos meses después de que fuera presidente. Éramos tribus muy diferentes y no nos conocíamos ni las caras». Aznar le ha espetado: «Los jefes de esas tribus eran más llevaderos que los de ahora».

«Si quiere que sea breve, seré yo»

A lo largo del debate, Felipe González ha sido el que más se ha extendido en sus intervenciones, mientras que la tónica dominante de Aznar ha sido la brevedad. Al solicitarle el moderador la reflexión final al expresidente socialista, ha pedido brevedad, con lo que Aznar ha bromeado: «Si quiere que sea breve, seré yo».