Felipe González, en el foro organizado por Vocento - EFE

Felipe González: «La primera fractura es de los catalanes con los catalanes»

El exjefe del Gobierno participa en el Foro de expresidentes junto a José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero

MadridActualizado:

El expresidente del Gobierno Felipe González se ha referido al desafío independentista del futuro como uno de los grandes retos del presente y del futuro. Lo ha hecho en el foro de expresidentes del Gobierno para hablar de los 40 años de democracia organizado por Vocento en su 15 aniversario.

En un acto en el que ha participado junto a José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, González ha reivindicado a España como «la más vieja nación europea». Y ha insistido en que ese debe ser el marco de actuación: «Hay que preguntarle a los que no creen en España como nación. Para empezar a hablar. Si no la reconocen no hay entendimiento».

Felipe González rememoró los debates en torno a la Constitución americana entre Jefferson y Madison para abrazar las tesis de este último de que la Carta Magna debe ser una «norma habilitante» que se puede «enmendar y adaptar a la nueva realidad». Asegurando que si cada generación apostase por realizar una nueva Constitución «se produciría una situación caótica».

Y es a partir de esa tesis que González ha sido el más claro de los tres en explorar un diálogo. «Es necesario abrir la vía de la reforma constitucional», ha dicho. Aunque ha reconocido que «ambiente para un consenso no parece que haya», alertando que «si no se trabaja» será más difícil alcanzar cualquier tipo de entendimiento. La premisa inicial de ese diálogo debe ser saber que «quien rechace a España como demos o espacio público compartido no va a acordar». La fórmula propuesta por González ha sido la creación de una subcomisión en el Congreso de los Diputados: «Explorémoslo».

Pero González ha alertado que a lo que están conduciendo las decisiones de la Generalitat no está conduciendo a la ruputura con España, sino a la división de la sociedad catalana: «Están fracturando su convivencia social interna. La primera fractura es la de los catalanes con los catalanes».

Es en los actos del Gobierno Puigdemont en los que ha dicho ver una «pulsión extrañamente autoritaria» porque se trata de una propuesta que rompe con la Constitución. «Se está haciendo una propuesta como la de Maduro. La deriva es más madurista que bolivariana». Sobre la presentación de la ley de ruptura que hicieron ayer los independentistas la ha calificado como «un bodrio» que «no es un proyecto de ley».

En cualquier caso, González ha apuntado que «solo hay un dato claro» y es que «Cataluña no será independiente», pero a la vez mostraba su convencimiento de que «seguirá fracturada durante mucho tiempo».

«Un jarrón chino en un apartamento pequeño»

Cataluña centró el debate sobre el presente y sobre el futuro. Pero antes de eso cada uno de los expresidentes realizaron una primera intervención en la que hablaron sobre sus años de Gobierno y los 40 años de democracia. González ha dicho que «todo expresidente es un jarrón chino en un apartamento pequeño» que «estorba donde lo ponga».

Ha reflexionado González que «la política es siempre una obra inacabada» en la que «siempre queda más por hacer de lo que se hizo». Y que la pregunta que debe hacer un gobernante es si contribuyó a dejar algo mejor. En su caso ha destacado la «galopada en la construcción europea y el fortalecimiento de nuestra relación con América Latina». Cuestiones que ha reconocido empezaron a trabajarse antes: «Intentamos romper las puertas del aislamiento ya con Adolfo Suárez».

Destacó también González «la modernización del aparato productivo» del país durante sus años de mandato y el fortalecimiento del Estado de Bienestar. Ha concluido esta reflexión asegurando que «no es el territorio de la gratitud el que hay que pedir», sino que «tenemos que agradecer la confianza» porque «como mucho podemos aspirar al reconocimiento. Algo de reconocimiento si que necesita uno».