Vídeo: España acogerá a parte de los 147 migrantes a bordo del Open Arms - REUTERS

Otras cuatro personas del Open Arms desembarcadas en la noche para curas médicas

La fiscalía podía intervenir en breve contra el bloqueo al desembarco que mantiene Salvini, a pesar de la disponibilidad de 6 países europeos para acoger cada uno una parte de migrantes

Angela Merkel afirma que «sirve una redistribución clara de los migrantes rescatados y que vuelva la misión Sophia en el Mediterráneo»

ABC
Actualizado:

La emergencia sigue en el Open Arms. Cuando la resistencia llega a su fin después de haber pasado 15 noches en la nave humanitaria, se desciende y se hace en pequeños grupos. Otras cuatro personas han desembarcado esta noche «por complicaciones médicas que requieren atención especializada», según un tweet de la propia ONG, que añadía: «Todas las personas a bordo necesitan ser desembarcadas con urgencia. Por humanidad».

Ayer fueron llevados a tierra nueve migrantes, 5 de ellos necesitaban asistencia por problemas psicológicos importantes y fueron acompañados por 4 familiares. A bordo la situación se hace cada vez más insostenible porque «son pésimas las condiciones higiénico sanitarias», según certificó ayer un equipo médico que subió al Open Arms.

La tripulación tiene cada vez más problemas en controlar la situación. Ha habido crisis de llanto y tensión. Algunos inmigrantes han puesto la atención en que las 13 personas que han sido desembarcadas entre ayer y hoy son del África “blanca”, y esto le ha hecho pensar que ha habido un criterio “de raza” para que fueran llevados a tierra.

Teniendo en cuenta la situación de emergencia, la fiscalía de Agrigento o de Palermo podría intervenir en breve, sobre todo si la situación se deteriora aún más. Los magistrados podrían argumentar también que se debe poner en práctica el auto del Tribunal administrativo regional del Lazio (TAR), que el miércoles pidió el inmediato socorro a los migrantes.

Bloqueo de Salvini

Mientras tanto, pesar de la alarma lanzada por los médicos para que se diera una solución rápida a la emergencia, el vicepresidente y ministro del interior, Matteo Salvini, mantiene la situación bloqueada. El ultraderechista líder de la Liga ha desoído incluso al primer ministro Giuseppe Conte, quien ayer le recordó la disponibilidad de seis países para acoger cada uno de ellos una parte de las personas rescatas en el Mediterráneo: «Francia, Alemania, Rumanía, Portugal, España y Luxemburgo me han comunicado estar disponibles a repartir los migrantes. Una vez más, mis homólogos europeos nos tienden la mano», escribió Conte en una carta abierta dirigida a Salvini y publicada en Facebook.

El jefe del gobierno atacó con extrema dureza a su ministro del Interior: Lo acusa de «inaceptable desleal colaboración», de «roturas institucionales» determinadas por la «furia política». Salvini le ha replicado que «en efecto, está obsesionado por la seguridad de los italianos», lamentando que «haya elegido las redes sociales para acusarme y no diga las cosas a la cara».

«Sin redistribución clara»

Europa se está moviendo para resolver el caso del Open Arms y se piensa también en buscar un nuevo método de distribución de los migrantes cuando son rescatados. Así lo ha hecho saber la canciller Angela Merkel: «Estoy convencida de que es necesario un nuevo mecanismo de redistribución que ponga en claro la responsabilidad de todos».

Es importante el mensaje lanzado a la Comisión Europea por Angela Merkel, que además concretó los puntos sobre los que es necesario intervenir: «En primer lugar, debemos combatir los traficantes de seres humanos para reducir lo más posible la migración ilegal. Para ello debemos llevar adelante las negociaciones con los países africanos, tener un proceso de paz en Libia, lograr que en Siria se proceda por vía política y que el acuerdo Turquía-Europa sea implementado». Angela Merkel ha concluido confiando en que un día vuelva al Mediterráneo la misión Sophia, la operación conjunta de salvamento de los países de la UE: «Seguramente sería bello tener de nuevo una misión Sophia y naves estatales que salven personas».