Inés Arrimadas
Inés Arrimadas - INES BAUCELLS
entrevista

Inés Arrimadas: «El reto es movilizar al votante que no es independentista»

La candidata de C’s a la Generalitat, tiende la mano a PP y el PSC para formar un gobierno que frene la «locura colectiva» que se vive en Cataluña

Actualizado:

Inés Arrimadas (Jerez de la Frontera, 1981) será la cabeza de cartel de Ciudadanos el 27-S, una cita en la que el gran reto es impedir que el abstencionismo habitual entre el votante no nacionalista en las autonómicas deje el campo expédito a la lista unitaria.

–El soberanismo plantea las elecciones como un plebiscito. ¿Que los partidos constitucionalistas no respondan de forma unitaria o no pongan la cuestión territorial en primer plano no es dejarles el campo libre?

–El independentismo quiere un plebiscito, y no decimos que no vayamos a entrar en ese debate, entraremos y responderemos. Lo que no haremos es darle el gusto a Mas de que en estas elecciones no se hable de corrupción, de deuda, de paro, de recortes...

–¿Plantear las elecciones como si fuesen una más no es renunciar a esa movilizción?

–Es verdad que el reto es movilizar a este voto no independentista. Sabemos que es mayoritario, la diferencia es que en frente hay un soberanismo que hace mucho ruido, con los medios públicos detrás. Pero lo que no podemos hacer es mentir y decir que esto va a ser un referéndum. Esto serán unas elecciones autonómicas. ¿normales y corrientes? Pues no, claro, hay un problema encima del a mesa muy importante, y un grupo dispuesto a romper con España y con Europa.

–Pues el constitucionalismo tiene un problema. ¿Cómo despertar el voto no rupturista?

–Queremos movilizar a la gente a partir de un programa sensato, ilusionante, de futuro... Si realmente la gente vota, y la abstención es menor a la que tradicionalmente ha habido en las autonómicas, estamos convencidos de que ganaremos. Pero no podemos mentir, nuestra propuesta no es la misma que la del PP o la del PSC.

–¿Cuál es la propuesta de C’s?

-Tenemos un proyecto de reforma de Cataluña y de España, algo que no pueden plantear ni los separatistas ni los inmovilistas, que en 30 años han demostrado su incapacidad para reformar el país mejorar la financiación de las CC.AA, eliminar la grasa de la administración, despolitizar la Justicia... El mejor remedio contra el nacionalismo es una España que funcione.

–¿Qué papel jugarán Podemos-ICV en el «proceso»?

–Les pasará como al PSC. No puedes estar siempre en la indefinción para contentar a todos, porque al final no contentas a nadie.

–El PSC ha renunciado al derecho a decidir. ¿Cree en ese giro?

–Ni tenían convencimiento en la consulta ni lo tienen ahora con el nuevo giro. Su característica es la indefinición y siempre prefieren pactar con los nacionalistas antes que con quienes respetamos el marco constitucional. Así les va. El PSC es muy culplable de lo que sucede en Cataluña.

–Cómo valora el proyecto de lista única soberanista?

–No me parece serio ni responsable. Ellos pueden decir lo que quieran, pero cuando sean gobierno, si es que lo llegan a ser, deberán respetar las leyes.