Inés Arrimadas, en una imagen reciente
Inés Arrimadas, en una imagen reciente - efe

Inés Arrimadas: «La financiación debe reformarse, pero sin privilegios para Cataluña»

La cabeza de lista de Ciudadanos en las elecciones autonómicas catalanas ve posible liderar un ejecutivo constitucionalista junto a PP y PSC

Actualizado:

Andaluza y aspirante a gobernar Cataluña, Inés Arrimadas (Jerez de la Frontera, 1981) será la cabeza de lista de Ciudadanos en las elecciones autonómicas del 27 de septiembre. Licenciada en Derecho, ve posible liderar un ejecutivo constitucionalista junto a PP y PSC.

-¿Qué le parece el debate sobre las listas unitarias favorables a la independencia?

-Demuestra que lo único que sabe hacer Artur Mas es dividir la sociedad, a su gobierno y a su partido. Dijo que se había visto empujado por la sociedad civil a defender su plan secesionista, pero no es cierto. Lo impulsó él para evitar que, en lugar de hablar de las 15 sedes de CDC embargadas, hablemos del proceso. Ha querido esconder sus siglas, manchadas de corrupción, y su figura, porque no ha sido un buen presidente, detrás de la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium.

-Pues hablemos de cosas reales. ¿Cuáles son los ejes de su programa?

«Mas ha dividido a la sociedad, a su gobierno y a su partido. Se esconde en la sociedad civil»

-Creación de empleo, apoyo a autónomos y reducción de la burocracia. Inversiones en innovación y logística. Y también política social, porque hay millones de catalanes que no tienen cubiertas sus necesidades básicas. Nosotros lo llamamos el músculo de la administración pública, el resto es grasa. Los cargos a dedo, el dinero que se va a las televisiones públicas, la duplicidad de entes públicos… Y luego la lucha contra la corrupción. Es necesario aplicar reformas en España, pero siempre desde la lealtad institucional.

-Por ejemplo la financiación...

-El sistema se tiene que reformar, pero el de todas las autonomías, sin privilegios fiscales para Cataluña.

-Tema peliagudo, País Vasco y Navarra ya tienen esos privilegios.

-Pero es que en la integración fiscal europea, los privilegios territoriales tienen fecha de caducidad. La solución no es entrar con el hacha y quitar ese sistema, sino reformar todo el modelo. Hay que pensar en un proyecto de país, no en 17 miniproyectos

-Duran dijo que la ruptura entre Unió y CDC beneficia a C,s y a ERC.

-Este proceso no está beneficiando a nadie. Unió ha sido el colaborador necesario de Artur Mas durante cuatro años. A mí no me van a engañar. Yo he visto a la vicepresidenta Joana Ortega, que es de Unió, sacar pecho en la consulta del 9-N…

-Descarta, por tanto, un pacto con UDC tras el 27-S…

-Después de las elecciones, los constitucionalistas tenemos que sumar. Y si los resultados lo permiten, yo llamaré a PP y PSC para intentar formar un gobierno catalán que no sea separatista. No veo a UDC en esa posición.

-Miquel Iceta dice que no está dispuesto a convertirla en presidenta de la Generalitat.

-El PSC siempre pacta con los nacionalistas. Lo que está ocurriendo en Cataluña es responsabilidad de los socialistas, quizá por complejo de que no les llamen españolistas. A pesar de lo que ha dicho el señor Iceta, yo le llamaré a ver si es capaz de apoyar a un partido sensato y que respeta la legalidad democrática. El único partido que puede encabezar esa alternativa de gobierno somos nosotros.

-¿Si se convierte en presidenta de la Generalitat, eliminaría la inmersión lingüística?

-Yo implantaría un modelo trilingüe en las escuelas, inglés castellano e inglés. Estudiar solo en una lengua es una antigüedad. No tiene ningún sentido y, además, los presidentes catalanes llevan a sus hijos a escuelas trilingües. Es de vergüenza.

-Tal como ocurrió con José Montilla (PSC), hay quien no llevaría bien ser gobernado por una andaluza.

-Todo eso también es una antigüedad. En el siglo XXI, la gente se mueve. Yo quiero una Cataluña en la que no te pregunten por qué hablas en castellano o en catalán. O si te sientes más catalana o española.