Rajoy y Sánchez, en el hemiciclo del Congreso - Ignacio Gil

Debate del estado de la NaciónJauja o la catástrofe

Nada nuevo bajo el sol tras la sesión. Las dos Españas, como siempre; y los españoles, mirando atentamente. O no…

Por álvaro Martínez
Actualizado:

Mariano Rajoy ha vuelto a reivindicar la importancia de evitar el rescate europeo, su principal logro al frente del Gobierno en estos tres años y pico. No es baladí el recuerdo, habida cuenta de que aún no parece arraigado en la sociedad española el peligro que corrió el país de no verse ahora como Grecia, por ejemplo, a cuatro días de quedarse sin dinero. No es gratuito, por tanto, decir que «el dinero no crece de los árboles», porque parece que no solo en Atenas, sino también por aquí hay quien piensa que si salen billetes de las ramas y que Jauja está aquí y no en el Perú. Y luego, claro, pasa lo que pasa, que el déficit se dispara y el Estado gasta 90.000 millones de euros más de lo que ingresa al año, como dejaron los socialistas como más «florenciente» herencia.

Rajoy ha traído las cifras, las pasadas, las presentes -estas optimistas- y las que se vaticinan para el futuro. Era inevitable que, con cuatro elecciones a la vuelta de la esquina, los datos fueran interpretados por la oposición como un ejercicio de «triunfalismo», con lo que los no gobernantes venían a reconocer que ellos mismos están en campaña. La oposición, a la suyo, con la «catástrofe» en la boca, negando cualquier tipo de recuperación, por leve que sea. Pero las cifras son las que son. Nada nuevo bajo el sol, por tanto, tras la sesión. Las dos Españas, como siempre; y los españoles, mirando atentamente. O no…