Pedro Sánchez - EFE

debate sobre el estado de la naciónSánchez ataca a Rajoy con Bárcenas y el presidente lo llama «patético»

«Usted ha logrado que la pesadilla del mileurismo sea hoy un sueño inalcanzable para muchos españoles», dice el líder del PSOE

Actualizado:

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha acusado este martes al presidente del Gobierno de impulsar la «precariedad» en España y le ha aconsejado «pisar la calle» para ver el «desastre» que han provocado sus políticas. Eso sí, sus principales ataques se han centrado en el llamado «caso Bárcenas» que afecta al extesorero del PP. [ Sigue en directo el Debate sobre el estado de la Nación]

El discurso del socialista ha provocado una dura reacción en Mariano Rajoy, que le echado en cara no «dar la talla» y estar «más preocupado» por el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. El jefe del Ejecutivo ha puesto punto y final a su «duelo parlamentario» espetando a Pedro Sánchez: «No vuelva usted aquí a hacer ni a decir nada. Ha sido patético».

El presidente del Gobierno ha aprovechado su intervención para recriminar a Sánchez que haya alejado al PSOE de la «moderación» y que no haya acudido al Congreso con un discurso «equilibrado y sensato». «Creo que se ha equivocado usted de discurso. Se lo digo con absoluta franqueza. No es propio de un partido que quiera ser alternativa de Gobierno», le ha espetado.

«Pisar la calle»

Sánchez ha acusado a Rajoy de provocar «incertidumbres» e «inseguridad» con sus políticas y le ha recomendado «pisar la calle» porque así, ha dicho, vería «lo ridículo de imponer su visión» ante el «desastre» que ha perpetrado el Ejecutivo del PP con sus medidas.

El dirigente socialista ha recriminado a Rajoy que sea «muy pródigo en descalificar al adversario» pero «muy parco» a la hora de hablar sobre él y su Gobierno. En este punto, ha sacado a relucir la reforma de la Ley del Aborto y el «caso Bárcenas», de los que ha hecho a Rajoy directamente responsable.

«España fue rescatada»

Pedro Sánchez comenzó su primera intervención con un: «Señor Rajoy, España sí fue rescatada». Y ese rescate, «con hombres de negro» se pidió, fundamentalmente, para cubrir el «agujero» de Bankia (23.000 millones) y así «salvar al soldado Rato».

Incluso, tras presentar varias portadas de periódicos españoles, donde decía que España fue «rescatada», se permitió bromear con la portada del «Financial Times» de aquellos días en la mano y le dijo: «rescue en inglés significa rescate».

Sánchez ha utilizado un verbo muy contundente para definir «la España real» que, en su opinión, ha estado ausente en el análisis con «falsa modestia» que ha hecho el jefe del Ejecutivo, que se esconde «detrás del plasma» para no enfrentarse a los españoles. «Su autocomplacencia no se la cree ni usted; es una pose electoral».

Ataques directos de Sánchez

Consciente de que se la juega entre sus diputados y en general en el PSOE, el líder socialista ha ido a la yugular de Rajoy con afirmaciones como que «con 584.000 empleos menos durante su mandato, ha tenido la desfachatez de venir hoy aquí a prometer otros tres millones de empleo».

«Si usted sale del plasma y baja a la calle, tendrá problemas». En medio de los aplausos de los suyos, Pedro Sánchez se ha preguntado «A qué cafeterías van, por que calles andan ustedes?», para afirmar que la crisis ha pasado.

El secretario general del PSOE ha dibujado un panorama muy negro, con una ruptura del «pacto intergeneracional» a resultas de la cual los hijos van a vivir peor que sus padres. Eso no se lo voy a perdonar».

Contra los desahucios

Todo lo que ha prometido el jefe del Gobierno son «incumplimientos» durante los últimos tres años o «rectificaciones de sus propias políticas». «Usted ya no engaña a nadie» después del «gran fraude». «Usted ha logrado que la pesadilla del mileurismo sea hoy un sueño inalcanzable para muchos españoles».

Lo único en que el líder socialista ha valorado bien es la normativa para tratar de evitar desahucios. Le ha dado la «bienvenida» a las propuestas del PSOE, pero le ha reclamado que no imponga requisitos «que la hagan inservible o que limiten al máximo el número de beneficiarios potenciales».

Con la reforma laboral del PP, que Pedro Sánchez se ha comprometido a derogar cuando llegue al poder, «la duración media de los contratos es de 54 días, y el 25 % de ellos no llega a la semana».

Y en este punto, pidió a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, que corrija los datos al presidente del Gobierno porque no es cierto que uno de cada dos contratos suscritos sean indefinidos. Porque, antes de la reforma laboral, comentó, por 300.000 cotizantes la Seguridad Social ingresaba 1.900 millones de euros; ahora solo 300.

Los «martillazos» y Bárcenas

El extesorero del PP, Luis Bárcenas, ha estado presente en toda la intervención del líder socialista quien ha llegado a señalar que «su regeneración es golpear a martillazos el ordenador de Bárcenas en la sede del PP, menuda regeneración democrática».

«¿Qué pensarán otros países como Alemania de un gobierno que tiene en el partido a militantes» como el extesorero popular, se preguntó.

«Pensarán lo mismo que la mayoría de los españoles, que la regeneración vendrá de la mano de la jubilación democrática del presidente