Nueva Pescanova se rearma e invierte 42,5 millones de euros en siete barcos

La renovación de la flota será encargada en su totalidad al Astillero Armon

MADRIDActualizado:

El Grupo Nueva Pescanova avanza con paso firme hacia su recuperación y consolidación. El reciente anuncio de la renovación de su flota pesquera con siete nuevos barcos, en los que la empresa invertirá 42,5 millones de euros entre 2018 y 2020, es sin duda una buena muestra de ello. La construcción de los buques comenzará el año que viene. Se trata de tres arrastreros fresqueros para Namibia, de 50 metros de eslora, y cuatro buques congeladores para Mozambique, de 32 metros cada uno. Esta es una de las principales inversiones previstas en activos por el Grupo dentro de su Plan Estratégico. Los nuevos barcos de Nueva Pescanova serán encargados en su totalidad al Astillero Armon. El contrato se firmará en las próximas semanas, cuando esté cerrada su financiación. Su ejecución generará 200 empleos en Galicia en esos tres años. De hecho, matiza David Troncoso, director general del áera de Pesca del grupo, «este es sin duda el mayor contrato de barcos de pesca que se haya hecho en Galicia nunca».

Entre Vigo y Lugo

Los tres fresqueros que faenarán para las filiales NovaNam y Lalandi de Namibia serán construidos en las instalaciones de Armon en la Ría de Vigo, y estarán especialmente adaptados a las necesidades de la fábrica que Nueva Pescanova tiene en la ciudad de Lüderitz para el procesado de merluza. Por su parte, los cuatro buques congeladores para la filial Pescamar de Mozambique se dedicarán a la pesca de langostino. Estarán dotados con la tecnología de congelación a bordo, en la que el Grupo Nueva Pescanova es pionero a nivel mundial, permitiendo a la tripulación ultracongelar y empaquetar el producto, garantizando su trazabilidad, calidad y frescura en todo el proceso. Uno de ellos se construirá en Vigo, mientras que los otros tres se harán en las instalaciones que el astillero posee en Burela (Lugo).

La construcción de los barcos comenzará a principios de 2018 y está previsto que las últimas unidades se entreguen en 2020. Incorporarán motores de alta eficiencia energética, su equipamiento mejorará el sistema de procesado a bordo y su habilitación ofrecerá mayor confort, aumentando la calidad de las condiciones de trabajo y vida de las tripulaciones.

«Con este acuerdo, seguimos avanzando y cumpliendo los objetivos marcados en el Plan Estratégico 2020 del Grupo Nueva Pescanova. Continuamos apostando por nuestra vocación pesquera, integrando en nuestra cadena de valor todo el proceso, desde la captura hasta el llevar a la mesa la frescura de los mejores productos del mar», afirma Ignacio González, consejero delegado del Grupo Nueva Pescanova. «Construir los barcos en Galicia nos enorgullece, es una apuesta por la tierra que vio nacer hace casi sesenta años a Pescanova». concluye González.