La red de oficinas pasará de 4.461 actuales a 3.640 en 2021, manteniendo estable la red rural
La red de oficinas pasará de 4.461 actuales a 3.640 en 2021, manteniendo estable la red rural - MIKEL PONCE

Caixabank planea cerrar más de 800 oficinas hasta 2021 para centrarse en el canal online

La entidad financiera presenta su Plan Estratégico para el periodo 2019 y 2021, en el que se fija como objetivo una rentabilidad (ROTE) superior al 12% en 2021, o de un 10% en caso de que se mantenga planos los tipos de interés

LondresActualizado:

Caixabank planea cerrar más de 800 oficinas bancarias en 2021. La entidad financiera clausurará 821 sucursales -lo que supone casi un 20% de las que tiene en toda España-, hasta contar con un total de 3.640, por las 4.461 que mantiene actualmente. En la presentación de su plan estratégico para el periodo comprendido entre 2019 y 2021 que ha tenido lugar en Londres, su consejero delegado Gonzalo Gortázar ha admitido que se procederá a clausurar estas oficinas para tener un «mejor servicio, más gestores especializados y mejorar nuestra atención al cliente».

Gortázar, que no ha dado cifras del ajuste de plantilla que tendrá lugar en los próximos años, ha señalado que buscarán «negociar con los sindicatos la mejor manera de hacer frente» a este recorte de plantilla que ha considerado «inevitable». Actualmente trabajan en la entidad 37.000 empleados y, aunque no ha habido datos concretos, Cortázar ha apuntado a que el recorte lo sufrirá toda la geografía española y será «un proceso gradual» y sustancialmente menor al 18%.

El consejero delegado explicaba que, en los últimos años, el grupo ha constatado que se han estancado las operaciones y transacciones que se hacen en sus sucursales en contraposición con las que se llevan a cabo a través de sus plataformas digitales.

A pesar de eso, Gortázar asegura que quieren «posicionarse como oficina y digital al mismo tiempo. Estamos buscando un acercamiento al mercado multicanal. No vemos una contraposición entre lo digital y lo presencial».

Sobre el contexto político en España, el presidente de la entidad, Jordi Gual ha confirmado que es «complejo» pero que lo ven con tranquilidad. «Lo vemos con tranquilidad, es mejor tener presupuestos, pero también se pueden prorrogar. Confiamos en acuerdos políticos para que se mantenga la estabilidad tanto económica como financiera del país», ha añadido.

Sobre la ley hipotecaría que actualmente se encuentra negociando en el Congreso, Gual ha asegurado que espera sea equilibrada y que acabe con la inseguridad jurídica. «No hay planificado un cambio de la política hipotecaria» señalaba y añadía que «si las circunstancias cambian veremos, pero, por ahora, no hay mas que un replanteamiento».

Desde CaixaBank cuentan con que la «litigiosidad va a continuar» e insisten en que están preparados para ello. «Se han hecho planes concretos» aseguraba Gual al ser preguntado por si esperan nuevos juicios futuros o proyectos de ley que afecten a su negocio.

Gortázar presentaba además la apuesta del banco por sus oficinas «store», que crecerán hasta las 600, actualmente cuenta con 285, en 2021 cuando acabe este plan presentado hoy. Unas sucursales en las que, decía, la compañía ha probado, con éxito el «horario extendido, hasta las 18:30 de la tarde» y que tienen «una rentabilidad un 21% por encima de oficinas comparables» y cuentan con más empleados trabajando en ellas que las básicas que ahora recortarán.

Ha anunciado, además, que el compromiso del banco ante sus inversores es conseguir a una rentabilidad superior al 12% sobre los recursos propios (ROTE) en los tres próximos años apoyada en una serie de áreas: ahorro a largo plazo, crédito al consumo, crédito a empresas, productos de protección, métodos de pago y en el BPI, su banco en Portugal, que Gortázar ha alabado.

La apuesta por su plan de Red Rural se mantiene igual y Caixabank seguirá apostando y potenciando su servicio digital de banca online, ya que, según ha anunciado Gortázar, el 84% de sus clientes digitales utilizan el móvil y las operaciones mediante este medio han crecido un 47% en los últimos años. Cortázar ha anunciado que habrá 800 millones de euros al año en inversión tecnológica.

Una presentación en la que han apostado por 5 puntos prioritarios en los que basarán esta estrategia hasta 2021. Ofrecer la mejor experiencia al cliente, acelerar la transformación digital para ser más eficientes y flexibles, potenciar una cultura centrada en las personas, ágil y colaborativa, lograr una rentabilidad atractiva, manteniendo la solidez financiera y ser referentes en gestión responsable y compromiso con la sociedad.

Sobre los resultados de los test de estrés que se dieron a conocer a principios de este mes Cortázar ha asegurado que están contentos porque «quedamos como el banco español con mejor resultado» aunque su dividendo haya caído desde el 11,5% al 9,1% actual.

Sobre el cambio de sede desde Barcelona hasta Valencia, que tuvo lugar el año pasado Gual se ha remitido a que «fue una decisión del consejo de administración y no tiene plazo de durabilidad en el tiempo».