El emotivo anuncio ya cuenta con miles de visitas en YouTube - youtube

Uno de los momentos más emotivos de la IGM se convierte en el perfecto anuncio de Navidad

La cadena británica de supermercados «Sainsbury’s» ha logrado enternecer al mundo haciendo uso del alto el fuego que realizaron alemanes y británicos el 25 de diciembre de 1914

Actualizado:

En plena celebración centenario del comienzo de la Primera Guerra Mundial, y un mes antes de que llegar al 24 de diciembre, la cadena de supermercados británica « Sainsbury’s» ya ha hecho público el que será su nuevo anuncio para estas navidades. Sin embargo, en este caso no ha utilizado los medios clásicos de publicidad, sino que ha optado por un «spot» mucho más sentimental que ha logrado enternecer a Gran Bretaña tras emitirse por primera vez el pasado miércoles.

Concretamente, «Sainsbury’s» se ha asociado con la « Royal British Legion» (una organización que trata de ayudar a los soldados retirados) para recrear uno de los momentos más emotivos de la Primera Guerra Mundial.

Éste no es otro que la « Tregua de Navidad», un pacto no oficial de no agresión que se sucedió el 25 de diciembre en pleno frente entre las tropas alemanas y británicas y en el cual ambos bandos aprovecharon para cantar canciones y jugar al fútbol con sus enemigos.

El «spot» -muy bien ambientado, por cierto- comienza el 24 de diciembre de 1914. En pleno frente de combate la noche es lúgubre y la lluvia y la nieve caen por doquier. Sin embargo, en la lejanía se atisba el sonido de una canción navideña entonada por los diferentes militares que tratan, sin conseguirlo, de guarecerse del frío. En esa situación, en lo más profundo de una trinchera británica, un soldado recibe una carta de su novia en un paquete que, además, trae un codiciado regalo navideño: una tableta de chocolate.

A la mañana siguiente, con la llegada del sol, el anuncio muestra como un soldado británico se acerca hasta una trinchera alemana. Su objetivo: proponer una tregua para que ambos bandos pasen juntos el día de Navidad.

La alegría salta en ese momento de trinchera en trinchera mientras los militares –hasta ese momento enemigos- se unen para cantar canciones y jugar al fútbol. A su vez, y entre todo el gentío, se puede ver como un mlitar germano y uno inglés comparten una amistad especial.

Con el paso de las horas, en cambio, no les queda más remedio que reanudar la contienda. En ese momento, los dos amigos se dan la mano sabiendo que, en unas horas, volverán a ser enemigos.

Antes de despedirse, no obstante, el inglés desliza en el bolsillo del abrigo de su nuevo amigo un regalo muy especial: la tableta de chocolate enviada por su novia. Este, por su parte, la encuentra al llegar a la trinchera. Pero el «spot» no acaba en ese punto ya que, por su parte, el primero halla también en su neceser una galleta cedida por el teutón. A continuación se puede leer el rótulo: «La navidad es para compartir».