Motociclismo

Ana Carrasco pone la vista en Motogp

La vigente campeona del mundo de Supersport 300 ha asegurado que intentará ser la primera mujer en conquistar la categoría reina del motociclismo

Actualizado:

La piloto española Ana Carrasco, actual campeona del mundo de la categoría Supersport 300 del Mundial de Superbikes, no esconde que el «sueño» es poder competir algún día en MotoGP e «intentar ser la primer mujer« en conquistar la denominada categoría 'reina', aunque de momento se centra en su actual campeonato porque todavía tiene tiempo «para seguir mejorando» y ayudar con sus éxitos a que a otras chicas les sea "más fácil encontrar una buena oportunidad".

«El sueño es estar en MotoGP. Creo que es muy posible. Yo soy joven y tengo muchos años para seguir mejorando. Creo que en cuatro o cinco años el objetivo es rodar con los mejores. Espero intentar ser la primera mujer en ganar un Mundial de MotoGP», señaló Carrasco en declaraciones facilitadas por la organización de los Premios Laureus, a los cuales está nominada como 'Mejor Revelación'.

De todos modos, la de Cehegín no tiene prisa. «Mi siguiente objetivo es volver a ganar el Mundial, que es un buen objetivo porque será seguramente difícil. Soy la campeona y la temporada será dura, pero intentaremos estar al mismo nivel y también mejorar. Dentro de unos años no sé, de momento quiero centrarme sólo en esta temporada y ya veremos qué pasa en el futuro», advirtió.

Una piloto más

La piloto de 21 años reconoce que puede que su título fuese en su momento «un poco más importante» por ser una mujer, pero tiene claro que es "una piloto más" y que trata de «trabajar en las carreras como todos». «Pero el mostrar a toda la gente que una mujer puede ganar es importante para el futuro», señaló.

«Algún día vendrán otras chicas al Mundial y les será más fácil encontrar una buena oportunidad», prosiguió Carrasco. «Necesitamos más mujeres porque no hay muchas pilotando y es difícil ver a una o dos con el nivel para ganar un Mundial. Tenemos que trabajar en ello y espero que en el futuro alguna más pueda llegar al Mundial y yo espero ayudarlas», recalcó.

En este sentido, no duda en decir que toda su carrera «ha sido difícil». «Tuve algunos problemas, pero no sé si por ser mujer. Creo que encontré buen ambiente y buena gente a mi alrededor y eso es importante», afirmó, aclarando que «lo más difícil» era que encontrasen a la gente que creyese en ella para las victorias.