Mullera y Martos, durante la prueba de 3.000 obstáculos
Mullera y Martos, durante la prueba de 3.000 obstáculos - afp
Europeo de Atletismo

Mullera y Torrijos, acosados por una delegación francesa

Los atletas fueron acusados de falta de dignidad y criticados por haber reclamado la descalificación de Mekhissi

Actualizado:

Ángel Mullera y Pablo Torrijos sufrieron anoche el acoso de miembros de la delegación francesa mientras esperaban para pasar el control de dopaje, tras la descalificación del francés Mahiedine Mekhissi-Benabbad, que había ganado la final de 3.000 metros obstáculos, a resultas de una reclamación española. Como consecuencia de la descalificación -por quitarse la camiseta en la recta final-, Mullera, que había sido cuarto en la carrera, recibió la medalla de bronce, y Sebastián Martos ascendió del quinto al cuarto puesto.

Los incidentes se produjeron en la zona mixta del estadio Letzigrund, sobre las 23.30 horas, cuando los dos atletas españoles esperaban para pasar el control de dopaje y atendían a algunos periodistas españoles. Un miembro de la delegación francesa llegó a escupir a Torrijos, que por cierto nada tenía que ver con el asunto, ya que había competido en la final de triple (octavo).

Los franceses recriminaban a los españoles que hubieran reclamado la descalificación de Mekhissi y les acusaban de falta de dignidad. Mullera fue entrevistado por medios de Francia que le preguntaron si, por dignidad, renunciaría a la medalla de bronce: «Yo no he sido quien se ha quitado la camiseta», contestó el gerundense, que minutos antes, todavía sin conocerse la descalificación, había comentado sin rodeos que no tendría «ningún cargo de conciencia» si recibía la medalla como consecuencia de una sanción al francés.

La agresividad del grupo francés hacia los españoles, periodistas incluidos, fue aumentando de grado pero el incidente, finalmente, no pasó de los intercambios verbales. «Siempre me tocan a mí todos los marrones», se lamentaba Mullera, que en los Juegos Olímpicos de Londres tuvo que recurrir al Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS) para que le permitieran competir, después de haber sido acusado de tentativa de dopaje debido a unos correos electrónicos que intercambió con gente que supuestamente le ofrecía fórmulas de dopaje. Mullera fue absuelto y ha podido competir desde entonces.

Tanto Mullera como Sebastián Martos criticaron duramente a Mekhissi anoche tras la carrera por considerar su gesto una falta de respeto hacia los adversarios. «Creo que se ha reído un poco de sus rivales. A ver si con (el keniano Ezekiel) Kemboi (campeón olímpico) se quita la camiseta. No me ha gustado. Se puede celebrar levantando los brazos, como si quiere ir marcha atrás, pero quitarse la camiseta es muy feo y se merece la descalificación», dijo Mullera.

Martos fue todavía más crítico. «Es una total falta de respeto hacia los demás. Yo jamás haría eso. Nunca se ha visto en un estadio de atletismo. Esto es un deporte limpio y eso es jugar sucio. Ya ha demostrado varias actitudes malas en años anteriores. No sé lo que pasará, pero después de eso me espero cualquier cosa de este atleta. Me parece justo que lo descalificaran. No se puede correr desnudo. Me ha sentado bastante mal».