Los sellos llevarán imágenes de los álbumes más famosos de Bowie
Los sellos llevarán imágenes de los álbumes más famosos de Bowie - ROYAL MAIL

Bowie ya está en los sellos

El Royal Mail británico lo homenajea al año de su muerte con una serie filatélica

Corresponsal en LondresActualizado:

En el Reino Unido el orgullo por su industria musical es enorme, porque saben que tras la conquista mundial de The Beatles el pop se convirtió en el principal ariete de su llamado «poder blando». El cuarto canal de la BBC emite constantemente documentales y actuaciones de los héroes locales. Revistas como «Mojo» o «Uncut» siguen vendiéndose bien, aunque casi siempre con sus portadas ocupadas por los venerados dinosaurios de los sesenta y setenta. Grupos de imitadores de bandas de antaño, como The Jam o The Smiths, giran constantemente por el país con buenas entradas. Hasta en el Parlamento existe una banda de rock compuesta por diputados, donde tocan juntos tories y laboristas.

El servicio postal se ha sumado a esa devoción musical. El pasado verano editó una serie de sellos dedicada a Pink Floyd y ahora le ha tocado el turno a David Bowie, como homenaje cuando se ha cumplido un año de su muerte, ocurrida el 10 de enero, a los 69 años y víctima de un cáncer de hígado.

Son diez sellos, que recogen las portadas de seis de sus discos entre 1971 y 2016 (Hunky Dory, Aladdin Sane, Heroes, Let’s Dance, Earthling y Blackstar). La colección se completa con cuatro estampillas con fotos de sus giras, desde la de 1973, cuando escandalizó al mundo con el glam andrógino de Ziggy Stardust, hasta la última, el «Reality Tour» entre 2003 y 2004, que puso fin a su carrera en vivo cuando sufrió un infarto durante un concierto en Alemania. Por el medio, el Bowie más vendedor, el de la gira de «Let’s Dance», etapa en la que abrazó los ritmos ochenteros y se puso bailón, con el pelo teñido de amarillo oxigenado y traje a juego.

Sellos camaleónicos, con el perfil de una joven Isabel II en la esquina superior izquierda imponiendo solera. «Durante cinco décadas, David Bowie fue la vanguardia de la cultura contemporánea y ha influido a nuevas generaciones de músicos, diseñadores y escritores. Ahora Royal Mail celebra esa figura única», explica Philip Parker, en nombre del servicio de correos. Visto que hay negocio, lanzarán también una colección de láminas enmarcadas sobre Bowie, con ediciones de 950 ejemplares. Las dos iniciativas se anuncian ahora, pero llegarán al mercado el 14 de marzo.

El tirón póstumo de Bowie ha sido espectacular. En parte por la propia habilidad del músico, que tras unos años de misterioso semi enclaustramiento en su piso de Nueva York, convirtió su muerte en su última obra de arte. Sabedor de que agonizaba, completó un musical sobre su música, «Lazarus», cuya última función en Londres tuvo lugar el pasado fin de semana. Pero sobre todo grabó un último y excelente disco, «Blackstar», acompañado por un grupo de jazz experimental. En la letra de una canción daba pistas de que se moría. Pero la crítica más avezada no se dio cuenta hasta dos días después de la publicación de la obra, cuando el artista londinense falleció. Durante la grabación del disco, obligó a sus músicos, algunos escuderos de muchas batallas, a firmar ante notario un contrato de confidencialidad.