De izquierda a derecha, Carlos Urroz, director de ARCO; Fernando Carrillo, embajador de Colombia en España, y Luis Eduardo Cortés, presidente ejecutivo de Ifema, hoy en Madrid
De izquierda a derecha, Carlos Urroz, director de ARCO; Fernando Carrillo, embajador de Colombia en España, y Luis Eduardo Cortés, presidente ejecutivo de Ifema, hoy en Madrid - EFE

ARCO'2015, una feria más iberoamericana que nunca

La 34 edición, que abrirá sus puertas del 25 de febrero al 1 de marzo, aumenta un 52% la presencia de galerías latinoamericanas. Colombia, país invitado este año, desembarcará en España con toda su artillería pesada

Actualizado:

Es una vieja aspiración de ARCO: mirar más a Iberoamérica. Pero en ese deseo se cruzó hace ya algunos años la todopoderosa Art Basel con la creación de Art Basel Miami, que concentró buena parte del mercado latinoamericano. A ello hay que sumar la creación de nuevas ferias de arte por toda Iberoamérica y la consolidación de otras que ya estaban. De ahí que, entre tanta competencia, sea bienvenido que este año ARCO tenga un acento tan marcadamente latinoamericano. Hablan los datos. De las 218 galerías que estarán presentes este año en la feria, 47 proceden de diez países de Latinoamérica, lo que supone un incremento de un 52%. Muchas de ellas han decidido venir a ARCO atraídas por el imán que supone que Colombia sea este año el país invitado. Veinticuatro galerías latinoamericanas integrarán uno de los programas comisariados de la feria: SoloProjects.

Colombia desembarca en España con más de cien artistas y 20 exposiciones

Colombia ha tirado la casa por la ventana. A las diez galerías de este país -presentarán el trabajo de 20 artistas- seleccionadas por Juan Gaitán para formar parte de ARCO'15 (ocho de Bogotá, una de Medellín y otra de Cali), y el «stand» institucional de Colombia en la feria -que dará buena cuenta de lo rico y diverso que es su panorama artístico, además de su mestizaje-, hay que sumar un auténtico desembarco colombiano en España con más de cien artistas y 20 exposiciones en Madrid, incluidos sus principales museos. Así, una joya de la orfebrería del país, un tesoro colombiano, se exhibirá en el Prado. Conocida como «La Lechuga», por el color verde predominante gracias a sus 1.500 esmeraldas, es propiedad del Banco de la República. El Museo Thyssen acogerá, en las salas de su colección permanente, la instalación «Las camisas», de Doris Salcedo, una de las artistas colombianas más internacionales y premio Velázquez. También pasará por Madrid Óscar Murillo, considerado el Basquiat latinoamericano, con una exposición («De marcha, ¿una rumba?») en el Centro Cultural Daoiz y Velarde, y Óscar Muñoz, otro de los puntales del arte colombiano, estará presente en Tabacalera. Son solo cuatro ejemplos de lo que veremos.

El embajador de Colombia en España, Fernando Carrillo, presente esta mañana en la presentación a la prensa de ARCO, habló de la «grandísima oportunidad» que supone para su país, «eclipsado por la violencia, liberarse de los fantasmas del pasado, quitarle los estigmas y estereotipos gracias a la riqueza y fortaleza de su cultura». También cree que es una «gran responsabilidad y un compromiso» con el presente y el futuro de su país. Todo ello queda respaldado con el apoyo que dará el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, con su presencia en la clausura de ARCO el 1 de marzo. «En un momento tan crucial para Colombia, que está buscando la paz, la cultura juega un papel fundamental, pues ataca la exclusión, genera la integración, el crecimiento y el desarrollo».

71% de galerías internacionales

ARCO'15 reunirá 218 galerías -160 en el programa general-, un número similar al del año pasado. También es similar el presupuesto con que cuenta: 4,5 millones de euros, de los cuales 1,5 millones han ido destinados al programa de coleccionistas y profesionales y a la promoción de la feria. Merece la pena destacar que el 71% de las galerías presentes este año en ARCO son extranjeras. La internacionalización es crucial para cualquier feria. Se espera que visiten ARCO'15 unas 100.000 personas.

Luis Eduardo Cortés, presidente ejecutivo de Ifema, es optimista: «El momento que vivimos económicamente empieza a parecer otra cosa. Podría ser favorable para el resultado de ARCO. Hay posibilidades enormes de que este año sea una gran feria». En este sentido, Carlos Urroz, director de ARCO, subraya que «hay indicadores que evidencian que hay una mayor confianza en el mercado español. Ha habido más solicitudes de galerías para entrar en la feria, ha habido una mayor respuesta de coleccionistas y profesionales para acudir». En cuanto al debate del IVA cultural, dice que «lo deseable sería que hubiera un IVA uniforme en toda Europa no solo para el arte, sino también para el cine, los libros... Para toda la cultura».