Investigadores toman muestras del contenido estomacal de la momia
Investigadores toman muestras del contenido estomacal de la momia - Southtyrolarchaeologymuseum \ Eurac \ M.Samadelli

Diez impresionantes descubrimientos sobre Ötzi, el «hombre de hielo»

Cómo murió, qué comió por última vez, de dónde provenía en realidad y quiénes son sus «parientes» vivos

MadridActualizado:

La momia de Ötzi, el «hombre de hielo», (5.300 años) es la más antigua de nuestra especie, el Homo sapiens, que existe en el mundo, y una de las más estudiadas por la ciencia. Unos excursionistas la descubrieron en 1991 en un glaciar de los Alpes, cerca de la frontera entre Italia y Austria. En la actualidad, permanece en una cámara frigorífica a -6º C de temperatura y con una humedad del 98% en el Museo Arqueológico del Tirol del Sur, en Italia. Las circunstancias de su muerte son un misterio científico, aunque la hipótesis principal es que una flecha le atravesó el cuerpo por la espalda en lo que pudo ser el primer crimen prehistórico que se conoce. Este hombre del Tirol de ojos marrones y hundidos y un rostro surcado de arrugas, tenía unos 45 años cuando murió. Pesaba unos 50 kilos y no superaba el 1,60 de altura. La secuenciación de su genoma y los múltiples análisis realizados sobre la momia han permitido descubrir algunos fascinantes aspectos sobre quién era y cómo vivía.

12345678910
  1. Asesinado a traición

    Reconstrucción de Ötzi, el «hombre de hielo»
    Reconstrucción de Ötzi, el «hombre de hielo» - Thilo Parg / Wikimedia Commons

    Los investigadores creen que Ötzi fue asesinado de un flechazo disparado a una gran distancia, probablemente a traición. Una punta de flecha fue descubierta en 2001 clavada en su hombro izquierdo. En 2014, Alexander Horn, inspector jefe del Departamento de Investigación Criminal de Munich, investigó el «caso del asesinato de Ötzi» utilizando los últimos métodos criminológicos. Al parecer, el viejo europeo probablemente no se sentía amenazado porque descansó y disfrutó de una buena comida poco antes de morir. En los días previos, había sufrido una lesión en su mano derecha, que quizás pudo hacerse durante el curso de un altercado físico. Así que es probable que un resentido enemigo apareciera a distancia y le disparara una flecha desde lejos mientras él se relajaba ajeno al peligro. La víctima cayó, se desangró y el autor del crimen no utilizó más violencia. Ötzi llevaba encima su hacha de cobre, por lo que el robo no fue el motivo del asesinato. Los investigadores creen que la causa fue un conflicto personal.

  2. Enfermo del corazón y otros achaques

    Exhibición sobre Ötzi
    Exhibición sobre Ötzi - Archivo

    A sus 45 años, Ötzi parecía ya un anciano con el rostro surcado de arrugas. La vida no era fácil en la Edad de Cobre. El cazador sufría de una enfermedad del corazón, era intolerante a la lactosa y tenía una bacteria que causa la enfermedad de Lyme. Se especula también con que intentara tratarse con tatuajes unos posibles dolores en las articulaciones. Por si fuera poco, sufría periodontitis, caries (algunas graves) y otra larga lista de problemas dentales, quizás por comer muchos alimentos con almidón, como el pan y la avena que se consumían con mayor frecuencia en el Neolítico, debido a la aparición de la agricultura. Además, la comida era muy abrasiva, como demuestran sus dientes erosionados.

  3. Tiene parientes vivos

    El cazador prehistórico tiene al menos 19 parientes vivos en la actualidad. Esta fue la principal conclusión de un estudio genético realizado por el Instituto de Medicina Legal de la Universidad Médica de Innsbruck (Austria). Los científicos analizaron muestras de ADN de 3.700 donantes de sangre en la región austríaca del Tirol. Durante el estudio, descubrieron que 19 individuos comparten una particular mutación genética con la famosa momia, cuyo genoma completo fue descifrado en 2017. Entonces, el equipo internacional de investigadores ya adelantó que la momia podría tener parientes vivos, aunque los situaban en Córcega y Cerdeña. Es posible que otras personas con la misma mutación se encuentren entre las poblaciones de Suiza e Italia.

  4. Su última comida

    Fibras musculares halladas en Ötzi
    Fibras musculares halladas en Ötzi - Instituto de estudios de la momia \ Eurac Research \ Frank Maixner

    Un equipo del Instituto de Investigación para Estudios de momias de Eurac en Bolzano, Italia, ha llevado a cabo el primer análisis en profundidad del contenido estomacal de Ötzi. Los hallazgos, publicados recientemente en la revista «Current Biology», muestran cuál fue su última comida. En el menú había una extraña combinación de cabra montés, ciervo, cereales de escaña (un trigo antiguo) y helechos tóxicos. Esa dieta rica en grasa pudo ser una excelente fuente de energía en el ambiente frío y de gran altitud de los Alpes.

  5. Otra sorpresa en sus tripas

    Investigadores estudian el contenido estomacal de la momia
    Investigadores estudian el contenido estomacal de la momia - Southtyrolarchaeologymuseum \ Eurac \ M.Samadelli

    Los investigadores detectaron en el contenido estomacal del viejo Ötzi la presencia de la Helicobacter pylori, una bacteria muy común que habita en la mitad de todos los seres humanos hoy en día. El hallazgo parece respaldar la teoría de que nuestra especie ya estaba infectada con esta bacteria desde el comienzo de su historia. La cepa era potencialmente virulenta y el sistema inmunológico de Ötzi ya había reaccionado. En la actualidad, una décima parte de las personas infectadas por esta bacteria desarrollan otras complicaciones clínicas, como la gastritis o úlceras estomacales, la mayoría durante la vejez.

  6. Tenía tatuajes

    Los tatuajes de Ötzi
    Los tatuajes de Ötzi - EURAC/M.Samadelli/M.Melis

    ¿Crees que eres moderno por llevar tatuajes? Pues Ötzi tenía la piel cubierta de ellos, 61 en total, hace más de 5.000 años. Investigadores del Instituto Eurac mostraron cada uno de ellos con una técnica no invasiva y durante el proceso descubrieron el último, uno desconocido, una pequeña marca en su caja torácica muy difícil de distinguir a simple vista porque la piel se había oscurecido mucho con el tiempo. Las marcas consisten en líneas de 0,7 a 4 cm de largo, en su mayoría dispuestas en grupos de dos, tres o cuatro paralelas, y también incluyen dos cruces. Se desconoce si tenían un significado simbólico o religioso, y se especula con que quizás fueran utilizadas para tratar posibles dolores de huesos.

  7. Vestía oso y cuero

    Recreación de Ötzi, vestido con pieles de animales
    Recreación de Ötzi, vestido con pieles de animales - ABC

    Ötzi utilizaba un gorro de piel de oso y cuero -piel de vaca que «curtía»- para cubrirse los pies y protegerse del frío y del agua. El abrigo estaba hecho con una combinación de cuatro pieles de cabra y oveja. Las polainas, hasta la rodilla, eran de piel cabra; el carcaj, de ciervo, y el resto, de vaca y ternero. Su calzado estaba formado de una parte interna (compuesta de cuerdas realizadas con piel de vaca) y una externa, con una zona alta que se ataba a los tobillos y una tira de cuero bajo la suela que evitaba el resbalar. Todas las pieles estaban tratadas con procedimientos complejos que comprendían raspado, ahumado y un tratamiento con la grasa.

  8. ¿De dónde era en realidad?

    Recreción de Ötzi
    Recreción de Ötzi - CSH

    Aunque se cree que el «hombre de hielo» procedía de los Alpes, algunos investigadores mantienen la hipótesis de que podía ser de la Toscana. La idea viene por algo que portaba, su valiosa hacha de cobre. En contraste con lo que antes se presumía, el cobre utilizado en la hoja no viene del este o el norte del Tirol, sino de un mineral del centro de Italia. Si esto es así, surgen preguntas emocionantes: ¿Era Ötzi un comerciante que viajaba por el área que hoy es Florencia? ¿Fue un percance en el intercambio de mercancías el motivo de su asesinato?

  9. Sin familia materna

    Estudios del ADN mitocondrial (el que se transmite únicamente a través de la madre a su descendencia) indican que la rama genética materna de Ötzi se ha extinguido. Los investigadores creen que el linaje paterno del antiguo cazador forma parte de un antiguo sustrato genético que llegó a Europa desde Oriente Próximo con las migraciones de los primeros pueblos del Neolítico, hace unos 8.000 años. Migraciones adicionales y otros eventos demográficos ocurridos después del Neolítico en Europa renovaron parcialmente ese linaje con otros, excepto en zonas geográficamente aisladas, como Cerdeña. Por el contrario, la rama materna se originó a nivel local en los Alpes orientales hace al menos 5.300 años. Las mismas migraciones que sustituyeron solo en parte a su linaje paterno causaron la extinción del materno, que fue heredado por una pequeña población estacionaria.

  10. ¡Le han salido novias!

    Recreación de Ötzi
    Recreación de Ötzi - Archivo

    Por increíble que parezca, ante la posibilidad «factible» de fecundar un óvulo con ADN del «hombre de hielo», muchas mujeres se han ofrecido para concebir un hijo de Ötzi, según aseguró en su día Angelika Fleckinger, máxima especialista en Ötzi.