En la imegen de Telescopio Espacial Hubble se aprecian las tres estrellas de este sistema triple. El planeta fue descubierto en órbita de la estrella A.
En la imegen de Telescopio Espacial Hubble se aprecian las tres estrellas de este sistema triple. El planeta fue descubierto en órbita de la estrella A. - Hubble Space Telescope

Descubren un planeta con tres soles

Se encuentra a solo 22,5 años luz de distancia, es rocoso y solo algo más grande que la Tierra

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Se llama LTT 1445Ab y es un planeta rocoso apenas algo mayor que la Tierra. Se encuentra muy cerca de nosotros, apenas a 22,5 años luz de distancia. Pero gira alrededor de una estrella que forma parte de un sistema triple. Y eso, en la práctica, significa que LTT 1445Ab tiene tres soles. Los tres miembros del sistema estelar son enanas rojas del tipo M, es decir, mucho más pequeñas y menos brillantes que nuestro Sol, y llevan muchos millones de años «bailando» en una compleja danza orbital. LTT 1445Ab es el segundo exoplaneta en tránsito conocido más cercano a la Tierra.

En palabras de Jennifer Winters, astrónoma del centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica y autora principal de un estudio recién aparecido en ArXiv.org, si estuviéramos sobre el planeta, que orbita su estrella a una distancia que es apenas una décima parte de la que existe entre el Sol y Mercurio, «veríamos un gran sol naranja y dos soles mucho más pequeños de color rojo anaranjado en la distancia. La estrella principal se vería realmente grande en el cielo, porque está muy cerca. Las otras dos están mucho más lejos y se verían aproximadamente unas cien veces más brillantes que Venus y casi del mismo tamaño».

Por ahora no podemos saber con exactitud cómo serían los triples amaneceres y atardeceres en LTT 1445Ab, porque desde la distancia a la que se encuentra los astrónomos no pueden distinguir a qué velocidad o en qué ángulo el planeta está girando. Por supuesto, la situación cambiará con el tiempo, a medida que las tres estrellas se acerquen y se alejen en el transcurso de sus órbitas, que los astrónomos llevan estudiando desde hace décadas y sin darse cuenta de la existencia del exoplaneta.

«La razón más probable para que no lo hayamos encontrado antes -explica Winters- es que el exoplaneta se encuentra en este sistema triple, y muchos de los programas de búsqueda evitan esa clase de sistemas».

El motivo para este aparente «descuido» es que normalmente los cazadores de planetas los detectan cuando están en tránsito, observando los tenues parpadeos de la luz estelar a medida que los exoplanetas pasa por delante de sus estrellas. Y resulta que tener más de una estrella en el mismo sistema puede «contaminar» esas delicadas mediciones, ya que la luz adicional de las otras estrellas puede mezclarse facilmente con los datos de la observación, falseándolos.

Winters y sus colegas, sin embargo, pudieron sortear el inconveniente y descubrir LTT 1445Ab gracias al satélite de prospección de exoplanetas TESS, lanzado en 2018 y que incorpora los últimos adelantos tecnológicos puestos a punto por la NASA. Para Winters, además, las enanas rojas del tipo M, poco estudiadas hasta ahora, resultan especialmente interesantes, ya que suelen pasar por un largo periodo de «adolescencia» durante el que son extraordinariamente activas y emiten una gran cantidad de radiación.

«Aún no sabemos -explica la científica- si las atmósferas de los planetas pueden sobrevivir al ambiente de alta radiación de una enana del tipo M cuando ésta es muy joven, por lo que ésta será una oportunidad increíble para estudiar precisamente eso».