Recreacion del pez jurásico similar a una piraña
Recreacion del pez jurásico similar a una piraña - Jura-Museum, Eischstatt, Alemania

Descubren una «piraña» jurásica con dientes como cuchillas

La nueva especie, que habitaba los mares de lo que hoy es el sur de Alemania, arrancaba las aletas de otros peces a mordiscos

MadridActualizado:

Quizás nunca ha tenido la experiencia de arrojar carne a las aguas de un río infestado de pirañas, pero es posible que haya visto una escena parecida en YouTube. Los peces saltan y luchan salvajemente por un pedazo ensangrentado. Este comportamiento carnívoro puede ser antiquísimo. Un equipo internacional de investigadores ha descubierto una nueva y notable especie de peces que vivió en el mar (hoy el sur de Alemania) hace unos 150 millones de años, en la época de los dinosaurios. Estos peces óseos hasta ahora desconocidos tenían dientes como las pirañas que, probablemente, utilizaban con el mismo objetivo: morder trozos de carne de otros peces.

Jura-Museum
- Jura-Museum

El agresivo pez, recién descrito en la revista «Current Biology», proviene de los mismos depósitos de piedra caliza en el sur de Alemania (la cantera de Ettling en la región de Solnhofen) que contenían al famoso Archaeopteryx, un ave primitiva. El estudio cuidadoso de las mandíbulas bien conservadas del fósil reveló dientes largos y puntiagudos en el exterior del vómer, un hueso que forma el techo de la boca, y en la parte frontal de ambas mandíbulas superior e inferior. Además, hay dientes triangulares con bordes de corte serrados en los huesos prearticulares que se encuentran a lo largo del lado de la mandíbula inferior.

Los investigadores señalan que el patrón y la forma de los dientes, la morfología de la mandíbula y su mecánica sugieren una boca equipada para cortar la carne o las aletas. La evidencia apunta a la posibilidad de que los primeros peces parecidos a las pirañas pudieron haber explotado el mimetismo agresivo en un sorprendente paralelismo con los patrones de alimentación de la piraña moderna.

La «piraña» de los mares jurásicos
La «piraña» de los mares jurásicos - M. Ebert y T. Nohl

Como una oveja que aúlla

«Nos sorprendió que este pez tuviera dientes de piraña», reconoce Martina Kölbl-Ebert del Jura-Museum Eichstätt (JME-SNSB). «Viene de un grupo de peces (los picnodóntidos) que son famosos por sus dientes trituradores. Es como encontrar una oveja con un aullido como un lobo. Pero lo que es aún más notable es que era del Jurásico. Los peces óseos no mordían la carne de otros peces en ese momento. Los tiburones podían morder trozos de carne pero a lo largo de la historia los peces óseos se han alimentado de invertebrados o se han tragado la presa entera. Las aletas fue algo que llegó mucho más tarde», explica.

Eso es lo que creían, porque el nuevo hallazgo representa «el registro más antiguo de un pez óseo que muerde a otros peces, y lo que es más, lo estaba haciendo en el mar», dice David Bellwood, de la Universidad James Cook, en Australia. Todas las pirañas de hoy en día viven en agua dulce. «Así que cuando los dinosaurios caminaban por la tierra y los dinosaurios pequeños intentaban volar con los pterosaurios, los peces nadaban alrededor de sus patas, arrancándose las aletas o la carne entre sí», apunta. Los investigadores creen que el nuevo hallazgo es un «ejemplo asombroso de versatilidad evolutiva y oportunismo».

Aletas renovables

Junto al pez parecido a una piraña, el equipo también encontró a sus víctimas, otros peces que aparentemente habían sido mordisqueados. Curiosamente, les faltan trozos de sus aletas. «Este es un asombroso paralelismo con las pirañas modernas, que se alimentan predominantemente no de carne sino de las aletas de otros peces. Es un movimiento extraordinariamente inteligente porque las aletas vuelven a crecer, son un recurso renovable. Si te alimentas de un pez, está muerto; mordisqueas sus aletas y tienes comida para el futuro», explica Bellwood.