El meteorito de Chelyabinsk chocó con otro objeto antes de impactar en Rusia
Un investigador sostiene un fragmento del meteorito que cayó en Rusia - Reuters

El meteorito de Chelyabinsk chocó con otro objeto antes de impactar en Rusia

Análisis realizados a los fragmentos recuperados revelan que la famosa roca pudo tener un encuentro anterior o acercarse demasiado al Sol

Actualizado:

El meteoro que el pasado 15 de febrero explotó en los cielos de la región de Chelyabinsk en Rusia, creando una onda de choque tan violenta que más de un millar de personas resultaron heridas, chocó contra otro objeto o se aproximó demasiado al Sol antes de cruzar la atmósfera de la Tierra como una bola de fuego. Así lo revelan los análisis de los componentes químicos de los fragmentos de la roca que han podido ser recuperados, dados a conocer en la conferencia Goldschmidt en Florencia (Italia).

Un equipo del Instituto de Geología y Mineralogía (IGM) en la ciudad rusa de Novosibirsk ha examinado los fragmentos del meteorito, el cuerpo principal de lo que cayó al fondo del lago de Chebarkul, cerca de Chelyabinsk. Aunque todos los restos están compuestos de los mismos minerales, la estructura y la textura de algunos trozos muestran que el meteorito había sufrido un intensivo proceso de descomposición antes de ser sometido a temperaturas extremadamente altas al entrar en la atmósfera de la Tierra.

«El meteorito que cayó cerca de Chelyabinsk es de un tipo conocido como una condrita LL5 y es bastante común entre aquellos que se han derretido antes de caer en la Tierra», explica Victor Sharygin, investigador del IGM. «Esto demuestra casi con toda certeza que se produjo una colisión entre el meteorito y otro cuerpo del Sistema solar o que se acercó demasiado al Sol».

Fragmentos oscuros

Los investigadores han dividido los fragmentos del meteorito en tres tipos: claros, oscuros e intermedios. Los fragmentos más claros son los más comunes.«De los muchos fragmentos que hemos analizado, solo tres muestras oscuras tienen fuertes evidencias de una metamorfosis anterior -dice Sharygin-. Sin embargo, muchos fragmentos han sido recogidos por la gente, así que es imposible decir qué porción del meteorito fue afectada. Esperamos encontrar más una vez que el cuerpo principal de la roca sea recuperada del lago Chebarkul».

Estos fragmentos oscuros incluyen una gran proporción de material granulado muy fino, y su estructura, textura y composición mineral muestran que fueron formados por un proceso de derretimiento muy intenso, como el que ocurre en la colisión con otro cuerpo o por la proximidad al Sol. Este material es distinto al que se forma en la superficie de la roca cuando viaja a través de la atmósfera de la Tierra.

La investigación, que incluye tomografía y espectroscopia entre otras pruebas, continuará en el IGM.