Los restos se hallan a menos de 250 metros de un antiguo anfiteatro
Los restos se hallan a menos de 250 metros de un antiguo anfiteatro - DAILY MAIL

Desentierran los esqueletos de cinco esclavos y gladiadores romanos aún con los grilletes puestos

Los restos son de cuatro adultos y un niño. Han sido hallados en Saintes, al suroeste de Francia

Actualizado:

Un grupo de arqueólogos ha desenterrado esta semana varias tumbas romanas ubicadas en Saintes (al suroeste de Francia) en las cuales han podido encontrar los esqueletos de cinco esclavos que aún llevaban grilletes puestos en sus cuellos y tobillos. Así lo afirma, en su versión digital, el diario «Daily Mail», donde también se ha especificado que la excavación se encuentra a menos de 250 metros de un antiguo anfiteatro de la época en el que combatían gladiadores contra animales salvajes.

A pesar de que, en palabras del diario, fueron halladas cientos de tumbas, los expertos únicamente pudieron encontrar cinco esqueletos. De ellos, cuatro eran adultos y uno se correspondía al de un niño. Según consideran los arqueólogos, los enterramientos datarían de los siglos I y II D.C. y podrían formar parte de una importante necrópolis utilizada para dar sepultura a aquellos que eran masacrados en el cercano anfiteatro. Por ello, han determinado también que podrían haber sido gladiadores.

Concretamente, tres esqueletos fueron encontrados con cadenas en sus cuellos y sus piernas. Otro fue sepultado con un grillete en la garganta y, finalmente, el niño fue enterrado únicamente con una argolla en una de sus muñecas. Con todo, los expertos siguen investigando la posible causa de la muerte a través de los restos hallados en la necrópolis, la cual fue descubierta hace apenas un año.

Por otro lado, las tumbas no contenían ningún artefacto que pueda ayudar en esta investigación histórica, salvo algunos jarrones. El niño, por su parte, contaba en su cabeza con dos monedas a la altura de los ojos, una práctica habitual entre los romanos –los cuales consideraban que, de esta forma, su espíritu podía pagar al barquero que separaba el mundo de los vivos de los muertos.

El período en el que se utilizaron estas tumbas se corresponde con el momento en que la Galia ya había sido invadida por las legiones romanas y era un asentamiento próspero. De hecho, Saintes se estableció como una capital regional durante este período debido a su privilegiada ubicación en la calzada que había entre Lyon y Aquitania. A día de hoy, la ciudad es famosa por su coliseo, el cual podía albergar 18.000 personas.