«Cero en Historia», una versión hilarante del pasado con un diez en improvisación

Movistar+ estrena este miércoles un concurso de humor presentado por Joaquín Reyes

«Cero en Historia»
«Cero en Historia» - MOVISTAR
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La historia tiene una cara B más allá de los volúmenes mastodónticos de la enciclopedia. La de las anécdotas surrealistas y los personajes inesperados que, como el actor Errol Flynn, esclavista en su juventud y brillante pianista con su miembro viril, ocultan datos sorprendentes en sus altillos. Joaquín Reyes, cabecilla del humor chanante, presenta a partir de este miércoles (22.00 horas) «Cero en Historia» en #0 (Movistar+), un concurso cómico con Silvia Abril, Raúl Cimas, Sara Escudero y J.J. Vaquero como colaboradores fijos.

En la línea de «Ilustres Ignorantes», «Cero en Historia» es la adaptación de un programa belga que busca acercar detalles del pasado a la actualidad. «El formato en el que se basa es muy parecido, pero aquí hemos quitado un poco de puesta en escena para darle más calma, porque creemos que a este tipo de humor le beneficia. La apuesta por lo cómico nos ha funcionado muy bien en Movistar y la historia está ahora en boga en televisión», apunta Fernando Jerez, director de #0.

O al menos lo está la ficción histórica y los documentales, no así un concurso que mezcla divulgación y humor improvisado. «Es historia abierta y tienes que jugártela y estar predispuesto a poder meter la pata, porque nosotros no sabemos nada», adelanta Sara Escudero («Zapeando», «Hazte Un Selfie»...) sobre un programa sin guión. Las pruebas van desde distinguir qué historia es real entre dos opciones igualmente hilarantes, hasta decir para qué servía un objeto de época reconstruido o señalar las divertidas modificaciones en cuadros archiconocidos. ¿Recibió un trasplante de riñón Alfonso XII? ¿Se ahorcó uno de los figurantes del Mago de Oz en el rodaje de la película? ¿Estuvo Albert Rivera en el Descubrimiento de América en 1492? Las respuestas a estas preguntas y a otras tantas están en el concurso.

Lo importante es reírse y aprender. «Si la gente se queda con las anécdotas yo ya estoy contento, porque todas son reales», explica Joaquín Reyes sobre el factor divulgativo del programa. La madre del humorista, ya fallecida, fue profesora de Historia y le contó de «forma maravillosa» esta asignatura. «Todas las intentonas de mi madre han dado al fin su fruto. Es de alguna manera un homenaje a ella, una persona muy capaz, muy manchega», cuenta el presentador, enfundado en un look de maestro británico. «A mí es que el papel de profesor campechano me pone, porque lo de quedar por encima de la gente me encanta», bromea.

«Es un programa de historias de la historia, porque es en pequeñas píldoras como mejor entra esta temática al gran público. Pero me gusta pensar que esto provoca en el espectador una curiosidad que más tarde amplía», comenta a ABC el humorista también manchego Raúl Cimas («La Hora Chanante», «Muchachada Nui»). El presentador y el resto de colaboradores le señalan a él como el más empollón del grupo. «Eso dice muy poco de su sabiduría –reconoce en tono de chanza–, pero es verdad que siempre me ha gustado la historia. Cuando te la cuentan bien es una de las cosas con las que más puede gozar uno», afirma. El cómico, no en vano, se declara un enamorado de la época de los Austrias.

Cada nuevo programa, todos grabados en el castillo de Sigüenza, incluye a un invitado que hace las veces de juez. Entre los ya confirmados se encuentran el humorista Javier Cansado, y el actor Santi Millán, entre otros, si bien los productores del programa no cierran la puerta a nadie. «Nos encantaría tener a Arturo Pérez-Reverte. Buscamos personas relacionadas con el mundo de la cultura, figuras divertidas que acompañen el buen ambiente», asegura Fernando Jerez.

comentarios