Lo que debes saber si quieres comer sano en un restaurante

Los expertos recomiendan tener cuidado con los fritos, la sal o los postres calóricos

Actualizado:

En época de vacaciones es frecuente salir a comer o cenar con amigos o familia. Ya sea en el chiringuito de turno o en un restaurante por la noche, lo normal es pecar de exceso de calorías, grasas o azúcares. Pedir un determinado tipo de comida o aliñar mal las ensaladas son algunos de los muchos errores que, de manera inconsciente, se cometen a la hora de comer en un restaurante. Estos son algunos consejos para mantener cuerpo y mente sanas por vacaciones.

Comer ensaladas

Las ensaladas son buenas aliadas. Las verdes, con tomate, pepinillos y cebolletas son perfectas para mantenerse fresco y comer un primer plato con pocas calorías sin dañar el estómago.

Cuidado con la sal y el exceso de aceite

Aunque las ensaladas sean perfectas para una comida ligera hay que tener cuidado con la cantidad de sal y de aceite. De hecho uno de los errores más frecuentes, según los expertos, es caer en el exceso de sal para aumentar el sabor. El «oro líquido» -oliva virgen extra- es muy sano pero con una cuchara sopera será más que suficiente.

Una dieta sana con carne

En vacaciones hay que hacer pequeñas concesiones al cuerpo y aunque a lo largo del año se restringe las raciones de carne, este es el momento de consumirla midiendo siempre las proporciones. Aumentaremos las reservas de proteínas, hierro y vitamina B12.

Cuidado con las tapas

La costumbre española de salir de tapas tiene sus riesgos. Normalmente se recurre a platos fritos como calamares romana o croquetas, auténticas bombas calóricas y que , debido al exceso de grasa, pueden no sentar bien a todos los estómagos.

Las salsas, solo algunas

No es lo mismo tomarse un filete a la plancha o con salsas vegetales que hacerlo en salga de pimienta. En el segundo caso la nata es la protagonista y las calorías se disparan. Los expertos recomienda pedir las salsas aparte.

Una ración de pan

Si estás pensando ponerte a dieta mejor esperar a la vuelta de vacaciones. Los expertos aseguran que el pan es un buen nutriente y recomiendan una ración en cada comida.

Evita los postres con muchas calorías

En vacaciones hay que hacer consesiones en la dieta y de vez en cuando tomarse un helado o una tarta pero por norma general es preferible sustituir los postres calóricos por fruta.

No hace falta comerse todo

Cuando vamos a comer o cenar a un restaurante en ocasiones las raciones son excesivas. No pasa nada por dejar parte de la comida en el plato. Si no queremos pasar mala tarde o noche renuncia a parte de la ración.