Cinco ensaladas perfectas para comer de plato único

Recetas frescas para comer sano este verano

Actualizado:

No hay nada mejor en verano que una buena ensalada cargada de todo tipo de nutrientes: verduras, alubias, tubérculos y proteínas de carne y pescado. Recetas frescas para comer de plato único.

1. Ensalada de garbanzos y atún

Esta ensalada es perfecta para comer alubias en verano y si eres más de judías que de garbanzos siempre puedes hacer el cambio. Además tiene otra ventaja y es que siempre puedes prepararla con antelación y dejarla lista para la hora de la comida. Solo necesitas un bote de garbanzos, que se escurrirá antes de poner en un cuenco, dos latas de atún en aceite vegetal, dos huevos duros, medio pimiento rojo, media cebolla roja y aceitunas negras. Todo ello bien aderezado al gusto será un plato de diez.

2. Judías verdes en ensalada

La combinación de judías verdes, tanto frescas y cocidas como en conserva, cortadas en tiras finas, con tomate, huevo duro y atún facilita el consumo de estas vainas que muchas veces escapan de la dieta diaria. Si las mezclamos con mango y langostinos cocidos y después preparamos un aliño con ají o alguna salsa mexicana (Cholula o Valentina serían perfectas) conseguiremos un plato exótico y fresco.

3. Ensalada campera

Nunca falla la ensalada campera, con patata y huevo cocido, y pimiento y cebolla en crudo. Una lata de atún o de ventresca, algo más jugosa, siempre sumará. También se utilizan ingredientes sin cocinar en la pipirrana, un plato que cuenta con (casi) todos los elementos del gazpacho andaluz –pepino, pimiento, cebolla y tomate- cortados finamente y aliñados con aceite y (mucho) vinagre.

4. Ensalada de pasta

Otra opción ideal para los calurosos meses de verano en la pasta ensalada que, al igual que las ensaladas de tomate, admite gran cantidad de ingredientes junto a pasta cocida, desde verduras, champiñoes, setas, calabacines, zanahorias, cebollas, tomates, guisantes, legumbres, piña, manzana, jamón cocido o pavo, queso, pescados en escabeche... con casi cualquier tipo de salsa. La propuesta en esta ocasión es una ensalada de pasta con salmón, queso curado y anchoas.

5. Ensalada de remolacha

La remolacha es también un alimento que a veces no sabemos con qué comer. Los países de Centroeuropa tienen en este tubérculo uno de los ingredientes básicos de sus comidas. La ensalada de arenques es un buen ejemplo. Remolacha cocida, pepinillos, alcaparras, cebolleta, manzana verde en daditos, nabo rallado, eneldo fresco y patata cocida mezclados con una mayonesa que incluye unas cucharadas de jugo de pepinillos y de mostaza da como resultado un plato refrescante, aunque a simple vista pueda no parecerlo. Si queremos algo más ligero podemos mezclar la remolacha con cebolleta, zanahoria, naranja y nueces.