Los orígenes del Descenso Internacional del río Sella
Profesionales y «amateurs» comparten su afición en las aguas del Sella - efe
descenso del sella

Los orígenes del Descenso Internacional del río Sella

Comenzó como una excursión entre amigos y se ha convertido en la cita de piragüismo más importante a nivel mundial

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Bajar a remo el río Sella es mucho más que una competición. Estas aguas asturianas mecen las más variadas razones para ser surcadas: desde ganas por pasar un rato divertido hasta deseos por ganar lo que ya es una tradición que se remonta hasta 1929. Este año fue clave para la instauración del descenso del Sella como una costumbre que ha perdurado hasta nuestros días. ¿Qué pasó hace 84 años?

El Sella recorre 66 kilómetrosEl origen de la tradición surgió a raíz de una excursión en piragua entre amigos a través del río Piloña desde la localidad de Coya hasta Infiesto. Dionisio de la Huerta, Benigno Morán y Manés Fernández comenzaron un paseo de cinco kilómetros que puso la primera piedra para que, años después, miles de personas se animen a bajar remando el río Sella todos los primeros sábados de agosto posteriores al día 2 de ese mes.

Dos de los protagonistas –Fernández y De la Huerta–, acompañados de Alfonso Argüelles, fueron cabezas destacadas de las competiciones de las dos primeras ediciones de la carrera. En origen, el trayecto que debía recorrerse partía desde Coya para llegar a Arriondas. Sin embargo, el trazado actual comienza en Arriondas y finaliza en Ribadesella, un lugar de destino que lleva acogiendo a los participantes desde 1931.

Al principio, solo para asturianos

En los orígenes de la competición de piraguas sólo se aceptaban palistas asturianos. Sin embargo, este carácter provincial amplió sus fronteras en 1935, momento en que se recibieron inscripciones con nombres provenientes de fuera de Asturias y el descenso se convirtió en un evento de carácter nacional.

Tras un paréntesis provocado por la Guerra Civil –que suspendió el descenso durante 8 años– en 1951 se registraron los primeros participantes europeos que habían oído hablar de la competición en Italia y Portugal, sus países de origen. Así, en este año se consolidó la definición del descenso del Sella como Descenso Internacional del Sella, una competición que actualmente es la cita con más prestigio en piragüismo a nivel mundial.

Más información sobre los descensos de ríos más espectaculares de España –incluido el Sella–, en este enlace.