Imagen de un feto en el documental «El vientre materno»
Imagen de un feto en el documental «El vientre materno» - National Geographic

Operan de espina bífida a un feto sin sacarlo del vientre de su madre

Detectaron la malformación en el nonato en la semana 20 de embarazo y los médicos decidieron intervenir

Actualizado:

Jaxson se ha convertido en el protagonista de la primera operación de espina bífida a un feto. El niño, que ya ha nacido, fue intervenido en la semana 27 de gestación.

Siete semanas antes, los médicos detectaron que la columna vertebral y la médula espinal del nonato no se estaban desarrollando correctamente. Jaxson tenía una bolsa de piel en el exterior de su espalda en la que se encontraba parte de su sistema nervioso. Esto suponía un riesgo, ya que podía haber provocado infecciones e incluso parálisis o pérdida de sensibilidad en las piernas. Además, varias de sus vértebras estaban completamente descolocadas.

Ante la gravedad del asunto, los profesionales decidieron que tenían que operarlo dentro del útero de su madre. A pesar de que la operación no haya supuesto una cura para el pequeño, gracias a ella será más probable que pueda llegar a caminar. En declaraciones a la BBC, la madre del niño ha reconocido que la noticia fue impactante, pero la opción de abortar fue un «no definitivo».

La operación, primera que se realiza en Reino Unido, se realizó a través de tres incisiones practicadas en el vientre de la madre, a través de las cuales se introdujo el instrumental médico y una cámara. Seis semanas después de la operación, Jaxson nació sano, aunque se encuentra en observación.