EFE

El Hospital Clínico, pionero en vacunar de bebés prematuros

El centro de Barcelona implanta nuevas medidas para estos recién nacidos, como aplicar a los de menos de 32 semanas o menos de 1.700 gramos de peso al nacimiento la pauta 3+1

Barcelona Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Hospital Clínico de Barcelona ha puesto en marcha un conjunto de medidas pioneras para optimizar la protección vacunal de los bebés prematuros, que son un 7% del total que nacen en Cataluña y los que tienen más riesgo de enfermar por su fragilidad e inmadurez inmunológica. Las medidas se aplicarán a través del Servicio de Neonatología del Instituto Clínico de Ginecología, Obstetricia y Neonatología (Icgon)-BCN Natal del Hospital Clínico-Maternidad en colaboración con los Servicios de Medicina Preventiva y Farmacia. El Clínico es el primer hospital de Cataluña en poner en marcha estas medidas y ya ha vacunado a los primeros 20 recién nacidos.

Según explicó ayer el pediatra neonatólogo del Servicio de Neonatología del Hospital Clínico-Maternidad José Manuel Rodríguez-Miguélez, «durante los dos primeros años de vida el riesgo de infecciones por bacterias capsuladas es mayor en los prematuros que en los recién nacidos a término». «Es una gran mejora y todas las eminencias científicas recomiendan esta actuación global -agregó Rodríguez-Miguélez-, que va dirigida al bebé prematuro, al entorno familiar y al entorno sanitario».

Una de las nuevas medidas consiste en aplicar a los prematuros de menos de 32 semanas o menos de 1.700 gramos de peso al nacimiento la pauta 3+1 (tres vacunas más seguidas y una más separada) de las vacunas hexavalante y neumocócica-13-valente, en sustitución de la pauta 2+1. Si el calendario de vacunación anterior consistía en aplicar la vacuna a los dos, cuatro y once meses, la nueva pauta 3+1 supondrá vacunar a los dos, cuatro, seis y dieciocho meses.

Edad cronológica por sobre de todo

El doctor Rodríguez-Miguélez destacó que «el prematuro debe ser vacunado de acuerdo a su edad cronológica, independientemente de su edad gestacional y de su peso al nacimiento», de forma que se seguirá vacunando a los dos meses de edad cronológica de las vacunas del calendario actual. Otra novedad en las medidas es que se empezará a vacunar a los bebés del rotavirus y del meningococo B a los dos y tres meses, respectivamente, ya que, según Rodríguez-Miguélez, «la vacuna del rotavirus puede evitar el ingreso hospitalario del prematuro después del alta por gastroenteritis».

El neonatólogo especificó que «el rotavirus es una vacuna que no financia la Generalitat, ni otras comunidades autónomas, a pesar de estar recomendada por todo el colectivo científico» y añadió que «ojalá se financie» y no tenga que correr a cargo de las familias.

En el foco del entorno familiar, las nuevas medidas contemplan aplicar la vacuna de la tosferina en el posparto a las madres que no ha dado tiempo a vacunar durante la gestación, y también a sus parejas, lo que se conoce como la estrategia del Nido. «La primera medida es vacunar a la madre para que el feto nazca y esté protegido hasta los dos meses», que es el tiempo que debe transcurrir hasta que el recién nacido ya se pueda vacunar, y también a su pareja «para disminuir el riesgo de que lo infecten», anfirmó el neonatólogo del Clínico.

Rodríguez-Miguélez destacó que el calendario de vacunación al personal sanitario es «mejorable» y por eso se empezará a vacunar de la gripe en el periodo invernal y de tosferina cada 10 años a los profesionales que traten con bebés prematuros.