El militar no pasará de cobrar el mínimo que establece la legislación

El militar de La Manada, Alfonso Jesús Cabezuelo, se ha reincorporado al servicio activo. El Ministerio de Defensa aseguró ayer que «no se le va a asignar destino»

Actualizado:

El militar de La Manada, Alfonso Jesús Cabezuelo, se ha reincorporado al servicio activo, según publicó ayer el Boletín Oficial de la Defensa. Sin embargo, el Ministerio de Defensa aseguró ayer que «no se le va a asignar destino».

Esta medida supone que el soldado cobrará el mínimo que permite la ley, el salario base que se sitúa en unos 700 u 800 euros, ya que no se le permitirá acceder a ninguno de los complementos establecidos como el de destino, el de dedicación, etc.

El Ministerio de Defensa explicó que «no se podía evitar el alzamiento de la suspensión de sus funciones», dado que Cabezuelo accedió a la libertad provisional. Sin embargo, sí que se le puede aplicar el artículo 111.3 de la Ley de Carrera Militar que establece que «en el supuesto de cese en la situación de suspensión de funciones por levantamiento de la prisión preventiva, el Ministro de Defensa podrá acordar, por resolución motivada en la que habrán de valorarse los hechos imputados, la trascendencia social y el interés del servicio, la prohibición de solicitar y obtener destino por un periodo de tiempo que no podrá exceder del momento de dictarse sentencia firme o auto de sobreseimiento también firme».

En una situación similar se encuentra el guardia civil, Antonio Manuel Guerrero, que también ha tenido que ser pasado a situación de activo, aunque tampoco se le asignará destino ni cobrará más allá del salario base. Además, en el caso de Guerrero se encuentra a la espera de la decisión del tribunal de su reingreso o no en prisión por saltarse presuntamente una de las medidas cautelares. Esta decisión de la Audiencia de Navarra se conocerá en breve.