El Ebro sufre problemas «respiratorios»

La respiración de la materia orgánica que transporta el río se está reduciendo, según indica un estudio del CSIC y la Universidad San Jorge

MadridActualizado:

Un estudio realizado por Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad San Jorge de Zaragoza, indica que la salud del río Ebro está empeorando debido a la baja cantidad de oxígeno hallada en las aguas del río aragonés.

En concreto, los investigadores han constatado que se está reduciendo la respiración de la materia orgánica que transportan las aguas del río y advierten de que este empeoramiento se debería a una gestión inapropiada, durante los últimos años, de los caudales circulantes en la cuenca del Ebro.

El trabajo, publicado por la revista Science of the Total Environment, ha analizado el metabolismo del río mediante el estudio de la actividad de los organismos que viven en sus aguas. Esta interacción provoca dos efectos, la inyección de oxígeno al agua, por ejemplo, con la fotosíntesis de las plantas acuáticas. Y, por otra parte, el consumo del mismo derivado de la actividad de las bacterias que descomponen la materia orgánica.

No obstante, en las últimas décadas, la calidad del agua del Ebro también se ha visto afectada debido a la contaminación por vertidos, fertilizantes y pesticidas agrícolas.