Los hijos de víctimas de violencia de género recibirán una pensión de orfandad aunque sus padres no hayan cotizado
Los hijos de víctimas de violencia de género recibirán una pensión de orfandad aunque sus padres no hayan cotizado - ABC

El Congreso busca cómo resarcir a los huérfanos de víctimas sexuales y prostitutas

La pensión de orfandad no será igual a la de los hijos de mujeres maltratadas

MadridActualizado:

El Grupo Parlamentario Socialista está intentando conseguir el apoyo de Podemos a su Proposición de Ley, con la que se quiere dotar de una pensión de orfandad a los hijos de víctimas de violencia de género, independientemente de que su padres hayan o no cotizado a la Seguridad Social.

Esta iniciativa parlamentaria se está tramitando en el seno de una Ponencia en el Congreso de los Diputados, y en la reunión de ayer se analizaron las enmiendas presentadas por los grupos políticos. Podemos planteó que esta prestación se extienda a todo tipo de violencia machista, no solo a la que se produce en el seno de la pareja o ex pareja, sino también a los hijos de víctimas de trata o agresiones sexuales (violación) con resultado de muerte. El PSOE también hace referencia a hijos de víctimas de agresiones con resultado de muerte en el ámbito de la prostitución.

El PSOE no se negó a la exigencia de Podemos y comparte el fondo y la filosofía de la propuesta, pero rechaza equiparar la prestación de la «orfandad absoluta» a la del hijo de una víctima de agresión sexual, que tiene a alguno de sus progenitores. La fórmula que están intentando articular los socialistas pasa por «ver cómo se puede resarcir a esa víctima, pero con otra prestación diferente, porque no es un desamparo absoluto», según señaló a ABC la portavoz socialista en la ponencia, Ángeles Álvarez.

Triplicar el presupuesto

Lo socialistas esperan que la enmienda transaccional que presentarán a Podemos en los próximos días, sea aceptada por esta formación política y conseguir así el apoyo. Si la formación de Pablo Iglesias votara a favor, al PSOE le bastaría con el sí de ERC y el voto del Grupo Mixto para sacar adelante su propuesta.

La medida que no aceptará el PSOE es la de aumentar el importe de la pensión, ya que «triplicaría el presupuesto», según señala Álvarez. La tercera pretensión de Podemos es que la pensión tenga carácter contributivo. Sobre esta última propuesta no se ha entrado a negociar aún.

La portavoz de Podemos en esta Ponencia, Ángela Rodríguez, está a la espera de recibir la propuesta de los socialisas, pero confía en la posibilidad de alcanzar un acuerdo.

Por su parte, la portavoz del Partido Popular, Dolores Alba, defendió la enmienda que presentó el PP para que se extienda la definición de violencia de género a la violencia doméstica. «No hay huérfanos de primera y de segunda», señaló Alba a ABC. Los socialistas no lo aceptarán.

Actualmente, el cobro de esta prestación depende de los años cotizados de la madre asesinada. Solo se puede cobrar si la víctima ha cotizado unos mínimos a la Seguridad Social, los mismos que los de cualquier otro huérfano: si está dada de alta o en situación asimilada al alta, haber cotizado 500 días en los últimos 5 años, y si no está dada de alta tener, al menos, 15 años cotizados. Los socialistas proponen que todos los hijos, cuyas madres no han cotizado a la Seguridad Social, tengan una pensión garantizada de 677 euros.