Minuto de silencio en la puerta del ayuntamiento de Madrid por la víctima de violencia de géenro en Villalba el pasado 10 de julio - José Ramón Ladra / Vídeo: Tres mujeres asesinadas por sus parejas en las últimas horas

Crece el número de denuncias por violencia de género y disminuye el de mujeres fallecidas en 2017

La Memoria anual de la Fiscalía refleja un aumento de la violencia de género digital y de la violencia juvenil en las relaciones personales

MadridActualizado:

El total de mujeres asesinadas a manos de su pareja o ex pareja en España se eleva a 53 en 2017. Una «importante reducción» respecto a los años anteriores, según recoge la Memoria que realiza todos los años la Fiscalía General del Estado a modo de balance. Además, el número de denuncias por violencia de género crece un 16,4 por ciento más en comparación con las presentadas en 2016.

De estas cifras, lo más significativo es que el número de víctimas mortales por violencia de género que habían denunciado previamente también ha disminuido. Concretamente, de las 53 fallecidas, sólo 11 habían presentado denuncia, más de un 10 por ciento menos que en 2016. De hecho, de las 71 denuncias presentadas por violencia de género el año pasado, 61 han sido condenatorias, y sólo 10 absolutorias.

Sin embargo, el aspecto más negativo de los números recogidos por el estudio es quizás el de las muertes del entorno de la víctima, que ha aumentado. Este año, el total de fallecidos colaterales fueron 14, de los cuales ocho eran menores hijos de la víctima, a diferencia del año pasado, en el que sólo hubo un menor de edad asesinado. Además, la brutalidad de los medios empeñados para «dar muerte» a la víctima y la incidencia de suicidio de los agresores han incrementado en 2017. La falta de implicación de las personas cercanas a la víctima sigue siendo escasa e insignificante: sólo un 2,25 por ciento de las denuncias fueron presentadas por familiares.

Menores y adolescentes

Uno de los puntos preocupantes en cuanto a la tendencia de la nueva violencia de género pasa por nuevos comportamientos en un grupo cada vez más joven. Así lo destaca la Memoria: la violencia juvenil en las relaciones personales y la violencia de género digital, relacionado con actitudes de control vigilancia y presión sobre la pareja han aumentado y parecen seguir la misma tónica.

Los casos de mujeres asesinadas en los que se habían interpuesto medidas de protección contra su agresor son también un grupo que merece la atención de la Fiscalía. Aunque exista un incremento de las Órdenes de Protección solicitadas y concedidas, el informe fomenta la aplicación del «control por medios telemáticos de las medidas de alejamiento», que supongan un mayor amparo a la víctima, aunque reconocen «la reticencia de los órganos judiciales a acordarlo, y de los Fiscales y las propias víctimas a solicitarlo, quizás por las molestias que provoca su funcionamiento en la vida cotidiana».

Por último, cabe acentuar que el fenómeno es irregular según el territorio. Por comunidades autónomas, Cataluña y Madrid se encuentran a la cabeza con 9 víctimas por violencia de género cada una. Es más, de las 53 mujeres fallecidas en todo el año, 12 fueron asesinadas en capitales mientras que 41 lo fueron en otras localidades, lo que, como señala la Fiscalía, supone un dato relevante «en orden a la necesidad de un mayor despliegue territorial de los medios».