La diputada de Ciudadanos, Patricia Reyes
La diputada de Ciudadanos, Patricia Reyes - ABC

Ciudadanos quiere que un familiar pueda gestar a los hijos de su pariente

El Proyecto de Ley de gestación subrogada registrado esta mañana en el Congreso introduce esta novedad respecto a las iniciativas anteriores

MADRIDActualizado:

El Proyecto de Ley que esta mañana ha registrado Ciudadanos en el Congreso de los Diputados plantea que un familiar pueda gestar el hijo de otro miembro de la familia que no pueda. Es la llamada «consanguinidad», según lo expuesto por la diputada de la formación naranja, Patricia Reyes.

Este es el aspecto más novedoso de una iniciativa que ya ha sido presentada en dos ocasiones más en la Cámara Baja, en anteriores legislaturas, pero que nunca llegó a tramitarse. Al margen de este nuevo aspecto formal introducido en el texto, también se han incorporado «mejoras técnicas» y se ha reforzado el capítulo de sanciones.

La decisión de Ciudadanos de incorporar esta novedad se ha adoptado después de consultar a expertos en la materia, y se podría realizar siempre y cuando no haya «informes sicológicos», que así lo desaconsejen».

La portavoz de Ciudadanos ha pedido a los partidos políticos que se han manifestado en contra de esta iniciativa que «abandonen los prejuicios», advirtiendo de que dentro del PSOE, PP y Podemos hay diferentes criterios sobre la posición oficial de sus direcciones , manifiestamente en contra de la gestación subrogada.

«Altruista»

La formación de Albert Rivera es la que siempre se ha mostrado claramente a favor de regular esta práctica. El texto de su última propuesta parlamentaria recoge que la gestión subrogada debería tener carácter «altruista». Entre los requisitos que se debían exigir se encontraba que las gestantes sean mujeres mayores de 25 años, españolas o residentes legales. La situación económica y social debería ser estable y haber tenido al menos un hijo con anterioridad.

El único intercambio de dinero que podía haber es el derivado de los gastos de embarazo y el parto. La Proposición deLey contemplaba un régimen sancionador. De hecho, especifica multas de entre 1.000 y un millón de euros para las infracciones leves y muy graves, entre las que estaba pagar a la mujer gestante.