Mithilesh, en la nevera de poliespán que fue su casa durante varios meses
Mithilesh, en la nevera de poliespán que fue su casa durante varios meses - Daily news

Un bebé prematuro sobrevive durante varios meses en una nevera de poliespan en la India

Al carecer de dinero para pagar un hospital y una incubadora, una pareja decidió meter a su hijo en un frigorífico

Actualizado:

Mithilesh, una niña nacida en la India en octubre, ha sobrevivido durante más de cinco meses en una nevera de poliespan en la que sus padres -una joven pareja de 34 y 35 años residente en Mumbai- la metieron al no disponer de dinero para pagar un hospital ni una incubadora en la que pudiera finalizar su gestación, según informa el « Daily News».

Esta curiosa historia comenzó en octubre del pasado año, mes en que Aruna Chauhan y su esposo Ramesh tuvieron una hija a la que llamaron Mithilesh en el Hospital de la Alianza de Mumbai (India). Sin embargo, les surgió un problema: la niña había nacido a los tres meses y necesitaba pasar sus últimos meses de gestación en una incubadora para poder vivir.

Automáticamente, Aruna y Ramesh vendieron todas sus pertenencias y pidieron dinero a sus amigos para poder pagar los costes del hospital (los cuales ascendían a 130 dólares al día, una cantidad exagerada para una pareja que gana 160 dólares al mes). No obstante, el dinero terminó por acabarse. De nada les sirvió acudir a hospitales públicos, pues su solicitud fue rechazada debido a las largas listas de espera.

Ante esta tesitura, y tras consultar con varios médicos, Aruna y Ramesh tomaron una decisión desesperada. «Un médico nos dijo que si no podíamos darnos el lujo de mantener a nuestro bebé en el hospital deberíamos intentar meterlo en una nevera con agujeros para la ventilación y una bombilla de 60 vatios para proporcionarle la cantidad correcta de calor», destacó su madre al diario on-line.

Al parecer, eso era mejor que nada por lo que el matrimonio compró una nevera de poliespan en un mercado cercano de pescado y metió a su hija en ella. «Fue horrible. No teníamos ni idea de si era lo correcto o no», destaca la mujer. Sin embargo, el destino quiso que su la pequeña sobreviviera durante cinco meses, tiempo en que la sociedad se hizo eco de su situación y comenzó a llegarles ayuda de todas partes de Mumbai.