VACUNAS

Un estudio advierte de una relación entre la tos ferina en niños y la epilepsia

Los posibles mecanismos que subyacen a este asociación incluyen daño cerebral hipóxico por la tos

Actualizado:

Aunque el riesgo absoluto es bajo, un equipo de investigadores ha detectado un mayor riesgo de aparición de epilepsia infantil entre los niños en Dinamarca que tuvieron una infección de tos ferina diagnosticada en el hospital en comparación con la población general, según los resultados de su estudio, que se publican en «JAMA».

La tos ferina, una infección aguda del tracto respiratorio, es una de las patologías infantiles prevenibles con vacunas más comunes en los países desarrollados. A nivel mundial, se estima que se producen anualmente 16 millones de casos; con casi 50.000 casos de tos ferina detectados en Estados Unidos en 2012.

La tos ferina se caracteriza por espasmos de tos y una duración prolongada. Durante la fase aguda, la tos ferina está vinculada con convulsiones en los niños, pero la probabilidad de desarrollar epilepsia no se ha conocido. La epilepsia es el trastorno neurológico más común de la infancia pero su causa no se conoce bien, según la información de respaldo del artículo.

El doctor Morten Olsen, del Hospital Universitario de Aarhus, en Dinamarca, y sus colegas utilizaron registros médicos basados en la población que cubrían todos los hospitales daneses para identificar a todos los pacientes con tos ferina nacidos entre 1978 y 2011, seguidos hasta 2011. Se empleó una base de datos para identificar a diez individuos de la población general para cada paciente con tos ferina, emparejados por sexo y año de nacimiento.

Los científicos identificaron 4.700 pacientes con tos ferina (48% hombres), de los cuales el 53 por ciento fue diagnosticado antes de los 6 meses. En la cohorte de la tos ferina, 90 niños fueron diagnosticados con epilepsia, en comparación con 511 niños en el grupo de comparación.

La incidencia acumulada de la epilepsia a la edad de 10 años fue de 1,7 por ciento para los pacientes de la cohorte de la tos ferina y del 0,9 por ciento para los miembros del grupo de control. Los pacientes mayores de 3 años en el momento del diagnóstico de tos ferina no presentaban mayor riesgo de epilepsia en comparación con la población general.

Los autores de este trabajo escriben que los posibles mecanismos que subyacen a la asociación observada incluyen daño cerebral hipóxico por la tos, tal vez a través de una mayor presión intratorácica e intraabdominal y hemorragia del sistema nervioso central.