ES NOTICIA EN ABC

Game of Thrones El siniestro plan de Varys que pretendía cambiarlo todo (y acabar con Daenerys) en «Juego de Tronos»

El eunuco, que había mostrado su preocupación por el estado mental de la «khaleesi», intentó asesinarla en el último capítulo... y casi nadie se dio cuenta

Lord Varys, junto a Jon Nieve en «Juego de Tronos»
Lord Varys, junto a Jon Nieve en «Juego de Tronos» - HBO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

[¡Atención! ¡Este artículo contiene «spoilers» de la octava temporada de «Juego de Tronos»! Lea bajo su propia responsabilidad]

Solo queda un episodio para que «Juego de Tronos» termine para siempre. En sus ochenta minutos de duración, el sexto capítulo de la octava y última temporada de la exitosa serie de HBO tratará de resolverlo todo y esclarecerá el principal misterio: ¿quién se sentará en el Trono de Hierro?

A día de hoy, Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) es la principal candidata a hacerlo, después de que en el pasado capítulo, «Las campanas», decidiera arrasar Desembarco del Rey y acabase con la que se presuponía como la gran villana de la serie, Cersei Lannister (Lena Headey). Pero no, las crueles acciones de la «khaleesi» dejaron claro que Dany, consumida por el odio, ha resultado ser igual o peor que su gran antagonista en «Juego de Tronos».

El giro en el personaje de Daenerys, aunque anunciado por la serie de HBO a lo largo sus ocho temporadas, fue una auténtica sorpresa para gran parte de la audiencia. Mas hubo alguien que intentó detener a la Reina de las Cenizas, aunque muchos no se dieron cuenta de ello. Se trató del eunuco Lord Varys (Conleth Hill), que, tras varios episodios dudando de la estabilidad mental de la «khaleesi», anunció en el cuarto capítulo sus intenciones de desertar de su causa y apoyar la candidatura de Jon Nieve (Kit Harington), también conocido como Aegon Targaryen Jr., al Trono de Hierro.

Aunque los planes de Varys parecían no quedar limitados a una mera traición formal. La primera secuencia de «Las Campanas» muestra al consejero escribiendo una carta mientras charla con una niña, Martha (Bronte Carmichael), una joven cocinera del servicio de Daenerys. «¿Y? ¿Nada?», le pregunta Varys. «Aún no come», contesta la joven.

- Probemos de nuevo en la cena en la cena, dice Varys

- Creo que me vigilan, replica la niña

- ¿Quién?

- Sus soldados

- Pues claro. Es su misión. ¿Qué te dije, Martha?

- A mayor riesgo, mayor recompensa.

-Vete. Te echarán en falta en la cocina, sentencia el eunuco

Fueron pocos los espectadores que repararon en que la conversación entre ambos escondía un turbio secreto, pero realmente así era. La charla parecía denotar preocupación de Varys acerca del estado de Daenerys, más que decaída tras las muertes de Missandei (Nathalie Emmanuel), Jorah Mormont (Iain Glen) y su dragón Rhaegar. Pero las intenciones reales del consejero eran otras: estaba intentando envenenar a Dany, tratando de emponzoñar su comida por medio de la pequeña Martha.

Aunque no lo consiguió, porque la «khaleesi» no probó bocado y dio así al traste con el plan de Varys. Para su desgracia, Daenerys descubrió su traición por medio de Tyrion Lannister (Peter Dinklage) y decidió ejecutar al eunuco, quemándole vivo. Una decisión que acabó con su vida y que por tanto, dejó a Dany vía libre para consumar su locura, quemar vivos a miles de inocentes en Desembarco del Rey y destaparse como la gran amenaza de «Juego de Tronos».