ES NOTICIA EN ABC

Juego de Tronos La explicación a la oscuridad extrema del 8x03 de «Juego de Tronos»

La emisión a través de una plataforma de streaming compromete la calidad de la imagen e incrementa la ya de por si acusada oscuridad

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

[Atención: este artículo contiene spoilers de lo sucedido en el capítulo 8x03 de «Juego de Tronos»]

La noche es larga y oscura y eso ha quedado claro tras la emisión del tercer capítulo de esta última temporada de «Juego de Tronos». El episodio 8x03 de la serie de HBO pasará a la historia por haber terminado con el Rey de la Noche y por el hecho de que Arya Stark se revelara como la más que posible reencarnación de Azor Ahai, el héroe legendario que logró acabar con los caminantes blancos más de ocho mil años antes de la acción que ahora transcurre en los Siete Reinos.

En el capítulo 8x03 de «Juego de Tronos» pasaron muchas cosas, pero algunas no pudimos verlas. Los espectadores, ansiosos por vivir frente a la pantalla la que se esperaba fuera la batalla más espectacular de la serie, acusaron una excesiva oscuridad en la imagen que, mezclada con la nieve y la excesiva niebla de Invernalia, imposibilitó ver con claridad varios detalles importantes de la ficción de HBO. Aunque no fueron pocos los que achacaron la oscuridad de la batalla a una intención de ahorro en costes de los productores de «Juego de Tronos», lo cierto es que la fotografía del episodio responde estrictamente a decisiones creativas. La contienda, que conllevó 55 noches de rodaje, pretendía hacer historia de la televisión pero no lo consiguió. Las expectativas del público no se vieron satisfechas hasta los minutos finales del episodio — y debido a razones de guion — puesto que era ciertamente difícil averiguar qué personajes luchaban contra otros en el enfrentamiento decisivo de la serie.

En la imagen puede apreciarse -con esfuerzo- al Rey de Noche de «Juego de Tronos»
En la imagen puede apreciarse -con esfuerzo- al Rey de Noche de «Juego de Tronos» -

La razón que justifica la oscuridad extrema en «Juego de Tronos» no es el hecho de que la acción se desarrollara de noche o con condiciones climatológicas adversas. En la batalla de «El Señor de los anillos: Las dos torres», en la que Michael Sapochnik se basó para dar lugar a «La larga noche», no apreciamos este problema, y eso que el filme de Peter Jackson se rodó diecisiete años atrás:

Escena de «Las dos Torres» que muestra la batalla en el Abismo de Helm
Escena de «Las dos Torres» que muestra la batalla en el Abismo de Helm -

La explicación a lo sucedido es sencilla: el capítulo 8x03 de «Juego de Tronos» está hecho para verse en el cine y la imagen pierde calidad en el proceso de compresión de cara a alojarse en un servicio de streaming, en este caso HBO. Así lo explica en un interesante hilo de Twitter el director de fotografía Pol Turrents:

«Cuando hacemos una película para cine, los directores de foto tenemos tendencia a la oscuridad, pensando que nuestro film se verá en un cine a oscuras en las mejores condiciones. Es por eso que el cine (en general) suele apostar mas por arriesgar en contraste y oscuridad. Cuando hacemos algo para TV, tenemos que tener en cuenta que mucha gente verá nuestras producciones en pantallas sin calibrar (habéis visto como se ven las tvs en los centros comerciales? a que duele a los ojos?) y algunos probablemente a plena luz del día. Algunos incluso verán lo que hacemos en el móvil a pleno sol en la playa,con lo que cuando producimos para tv, en general, lo hacemos todo mas "brillante" para que todo el mundo pueda disfrutarlo, aunque nuestro trabajo esté condicionado».

«Las plataformas a día de hoy van muy justas de calidad»

Y continúa: «Obviamente ayer en 'Juego de Tronos' decidieron hacer algo arriesgado y visualmente al límite de la oscuridad y con eso hay un primer grupo de gente (viendo en el móvil en la calle,ventanas abiertas,tvs calibradas...) que lo van a ver mal sí o sí. Pero hay un segundo grupo de gente, los que tenemos pantallas y proyectores calibrados... que sufrimos del siguiente problema de ir al límite de la oscuridad: los problemas de compresión. Las plataformas a día de hoy van MUY justas de calidad».

Daenerys y Jon Nieve observan la gran batalla
Daenerys y Jon Nieve observan la gran batalla -

Como explica Turrents en su hilo, «cuando una imagen es oscura se necesita mucha información en detalles oscuros». Los defectos en la emisión del capítulo 8x03 de «Juego de Tronos» se deben, dice el especialista, a que «el sistema de compresión no es capaz de ofrecer todas las gradaciones de gris oscuro que necesitaría para pasar de un gris oscuro a un negro y, llegado al punto de que no tiene más pasos intermedios, hace un corte abrupto». Como especifica Turrents, el problema «no tiene hoy solución» debido a los niveles de compresión que tienen hoy en día las plataformas. «No me cabe duda de que el material original es espectacular, arriesgado y bonito, pero a día de hoy hacer una imagen así para pasar por plataformas es arriesgarte a que pase lo que está pasando de gente quejándose». [Lee aquí el hilo completo]

No pretende el capítulo 8x03 de «Juego de Tronos» ahorrar en costes o disimular el uso del CGI aunque lo parezca. La decisión de Michael Sapochnik ha sido arriesgada y equívoca para un grueso de los espectadores aunque, por contra, ha sido consecuente con la tendencia del equipo creativo de la serie de HBO, que busca desde hace varias temporadas que la iluminación de las escenas sea lo más natural posible. Así lo explicó Robert McLachlan durante una entrevista a «Insider»: «Si vuelves a ver la temporada uno, hay una gran cantidad de luz desmedida de fondo. Incluso en exteriores, se puede decir que se han encendido las luces. (..) Estamos tratando de ser lo más naturalistas posible para hacer que estos conjuntos y ubicaciones se sientan como si no estuvieran iluminados por nosotros, sino solo por la madre naturaleza o algunas velas».

Lo que quizá sí consigue este último capítulo de «Juego de Tronos» es que su espectador logre mimetizarse con los personajes en plena batalla. Vemos, básicamente, lo mismo que ellos. Es una decisión arriesgada y a la que, además, perjudica la pérdida de información visual en la plataforma, aunque lo cierto es que la serie de HBO puede permitirse la licencia de tapar los ojos a los espectadores para jugar con sus emociones. Todavía quedan tres capítulos y la gran batalla, previsiblemente, se librará entre los vivos, en Desembarco del Rey y con el destino de los ojos verdes pendiendo de un hilo. Parece que, al final, los muertos no eran tan peligrosos.