En libertad, los menores detenidos por acosar a compañera de clase en Pinto

La víctima abandonó el centro escolar a consecuencia de los diferentes episodios de acoso a los que la exponían

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los tres menores que han sido detenidos por insultar y vejar a una compañera de su instituto de Pinto (Madrid) están en libertad con cargos, imputados por un delito contra la integridad moral, han informado este miércoles fuentes de la investigación. La investigación se inició a finales del pasado mes de mayo, cuando los agentes de la Guardia Civil tuvieron conocimiento de que una menor había abandonado el instituto a consecuencia de insultos y vejaciones reiteradas por parte de varios compañeros de clase

Ante la situación de especial vulnerabilidad de la menor, se hizo cargo de la investigación el Equipo de Policía Judicial de Pinto, quienes a través de diferentes testimonios de profesores y alumnos corroboraron la existencia de numerosos episodios de humillación e insultos hacia la víctima a lo largo del curso escolar actual.

Estos hechos empezaron con incidentes aislados, incrementándose en los últimos meses en forma de malas contestaciones en público, insultos y vejaciones en el instituto y a través de las redes sociales. De esta manera consiguieron marginar y apartar a la víctima de su círculo escolar hasta el punto de que la misma abandonó el instituto al resultarle imposible acudir a clase.

Estos hechos han sido corroborados por diferentes compañeros de clase y profesores del Centro, quienes activaron el protocolo anti-bullying de la Comunidad de Madrid, adoptando medidas disciplinarias dirigidas a que los autores depusieran su actitud.

Por todo ello el pasado día 5 de junio se procedió a la detención de los tres autores de los hechos, varones de 16 y 17 años y vecinos de la zona y a quien se les imputa un delito contra la integridad moral.

Educación manda a dos inspectores

La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha enviado a dos inspectores al instituto de Pinto. Fuentes de Educación han indicado a Efe que, tras conocer los arrestos, han enviado «inmediatamente» a dos inspectores al centro para que hagan un informe de lo sucedido «lo antes posible» y ver si en este caso se habían tomado las medidas previstas para estos casos. Cuando este informe esté concluido, Educación verá si debe tomar decisiones a raíz de lo sucedido.

«Habría denunciado a toda la clase»

Algunos de los compañeros de la menor que fue supuestamente acosada en el instituto Pablo Picasso en Pinto, así como de los tres detenidos por la Guardia Civil por la comisión de un delito contra la integridad moral, han asegurado que la joven habría denunciado a todos sus compañeros de clase por conocer las vejaciones y no actuar al respecto.

En declaraciones a los medios, varios de los miembros del centro han explicado que los supuestos abusos, producidos sólo «en este curso», habrían conllevado una denuncia a toda la clase por considerar «que la gente lo sabía y no se lo decía a los profesores».

«Ella dijo que la acosaban por 'WhatsApp', nos ha acusado a toda la clase y nosotros no sabíamos nada», ha concretado otra compañera de la menor, asegurando que «sólo se lo contaba a una chica de clase». «Nosotros no sabíamos ni que la acosaban ni nada», ha reiterado.

Por su parte, los alumnos que salían del instituto han calificado a los supuestos acosadores detenidos en la mañana de este miércoles como «chavales majos, normales, que hacen bromas como todo el mundo», alegando que «se reían mucho de la chica pero poco más, no era nada exagerado». «Tampoco era 'bullying'», ha valorado otra alumna.

Sin embargo, los menores han confirmado que los profesores reaccionaron «tarde» a la problemática planteada en el centro, comentando que «como cualquier profesor, no se lo toman en serio hasta que llega tal punto que viene la Guardia Civil». En esta línea, han expresado que el caso salido a la luz «viene de bastante más atrás», hasta que la joven «se cansó y decidió denunciar».