Teresa Romero y Javier Limón, el pasado jueves frente al Ministerio de Sanidad
Teresa Romero y Javier Limón, el pasado jueves frente al Ministerio de Sanidad - efe
ÉBOLA

Teresa Romero no habría atendido al misionero por salvar a su perro

La primera contagiada por el virus del ébola en occidente hace estas declaraciones en una entrevista para CNN televisón

Actualizado:

Teresa Romero, la primera persona en contraer el virus del Ébola en occidente, afirmó ayer en una entrevista para la televisión CNN que «si hubiera sabido» que podía poner en peligro la vida de su perro « Excalibur» «nunca» se habría ofrecido voluntaria para cuidar de los misioneros españoles Manuel García Viejo y Miguel Pajares, fallecidos a finales de septiembre en el Hospital Carlos IIIde Madrid después de ser repatriados.

Romero, muy emocionada, señaló: «He olvidado de todo menos de la muerte de Excalibur». Aunque no por la muerte en sí, sino por la forma en la que procedieron las autoridades «sin averiguar primero si el perro estaba infectado». En su opinión, explicó la auxiliar de enfermería, «hubiera sido mucho más prudente poner al perro en cuarentena y vigilarlo, en lugar de sacrificar al animal».

La auxiliar de enfermería dijo que habría sido «más fácil» proceder de esta forma, y que todavía se pregunta por qué se tomó la decisión de sacrificar a su mascota, una situación que ha sido «difícil» y «traumática» para ella. «Mi marido decidió esperar al final para contármelo y para mí fue una noticia muy triste, totalmente inesperada. No tengo palabras para hablar de ello», narró emocionada. Para Teresa Romero, la muerte de «Excalibur» supone «una falta de sensibilidad y sentimientos», un hecho que ha calificado de «realmente desagradable».

Recogida de firmas

Romero y su marido, Javier Limón, acudieron este viernes al registro del Ministerio de Sanidad para entregar más de 270.000 firmas recogidas desde octubre con el objetivo de «cambiar los protocolos de actuación» en relación a la posible infección del virus en animales y evitar «sacrificios».

Otro de los frentes abiertos de este matrimonio es la indemnización de 150.000 euros que solicita al ex consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, por mancillar su derecho al honor por las declaraciones que realizó en su contra mientras estaba contagiada de ébola y tras su recuperación. El pasado jueves, Rodríguez no se presentó a la cita judicial y no se llegó a acuerdo en el acto de conciliación.