Así se las gasta la mafia china en Madrid:  «Si hoy no pagas, voy a por tu familia»
Imagen de archivo del líder de la «Banda del Sol», detenido en octubre de 2013, en una operación anterior contra la mafia china en Madrid - ABC
SUCESOS

Así se las gasta la mafia china en Madrid: «Si hoy no pagas, voy a por tu familia»

La Policía Nacional desarticula una banda de matones chinos que cobraban deudas a empresarios

Actualizado:

El Grupo V de la Brigada de Extranjería de Madrid, especializado en delincuencia asiática, ha descabezado a uno de los principales grupos chinos dedicados a la extorsión y al cobro de deudas a empresarios compatriotas. El juez ha enviado a prisión a uno de los cuatro arrestados. Las detenciones se produjeron el pasado 12 de mayo, en el barrio de Usera, una de las zonas con mayor concentración de ciudadanos asiáticos.

La operación Lirón arrancó el pasado marzo, a raíz de la denuncia de una de las seis víctimas detectadas por los investigadores. Se trataba de Lirong X., un comerciante de 40 años sobre el que pesaba la amenaza, por parte de la banda ahora desarticulada, de asesinarle a él y a su familia en tres días. Debía pagar 5.000 euros en ese plazo máximo, o la extorsión se convertiría en una realidad.

Una de sus víctimas, a la que reclamaba 5.000 euros, había sido su compañero de trabajo un lustro atrásSegún su relato a la Policía, Lirong conoció a Cong Wang cinco años atrás, cuando ambos trabajaron juntos en una fábrica textil de Usera. «Ahora –le dijo Wang– me dedico al cobro de deudas». Y una de sus víctimas iba a ser él. El 24 de marzo, Lirong recibió la siguiente llamada telefónica: «Quiero quedar contigo, para que me vendas tus productos», le dijo. La cita sólo sirvió para que los matones le propinaran una brutal paliza, con puñetazos en la cara. Le amenazaron con un arma de fuego.

Poco después, una nueva llamada: «Es la segunda vez que te aviso. Si no lo haces, voy a buscarte a a ti y a tu familia, y te voy a romper el coche». La posterior amenaza se produjo un día después: «Hoy, día 27, debes entrega 1.000 o 2.000 euros, o buscaré a tu familia». Ante tal panorama, el comerciante no dudó en presentarse en la comisaría de Usera, para poner en conocimiento de la Policía la extorsión de la que venía siendo objeto.

Empresarios de notable poder adquisitivo

La Brigada de Extranjería corroboró que Cong Wang era el cabecilla del grupo criminal y que se encargaba de captar a sus víctimas, la mayoría empresarios con un notable poder adquisitivo. Tenía dos «modus operandi»: la banda podía ser contratada por un tercero que quería cobrarse una deuna, por lo que Cong Wang se llevaba un 30% de beneficios del pago; o bien seleccionaban a víctimas a las que asaltaban para robarles el dinero que llevaran encima.

Finalmente, tras dos meses de pesquisas, la Policía consiguió detectar la zona por la que se movían los mafiosos y detuvo a los cuatro integrantes de la banda. Los agentes tienen confirmadas a seis víctimas, pero no se descarta que haya más. El encarcelado es Cong Wang, de 28 años. Tiene antecedentes policiales, con varias identidades, por infracción de la Ley de Extranjería, en Madrid y Fuenlabrada; estafa y falsificación de moneda, en Granada; robo con fuerza en la cosas; usurpación del estado civil, en Madrid, y una orden de busca y detención en la comisaría de Fuenlabrada por extorsión.

En octubre de 2013 se desarticuló un grupo similar, aunque más poderoso. Era la Banda del Sol, que llevaba dos décadas asentada en nuestra región, sembrando el pánico entre buena parte de sus compatriotas. Su cabecilla, el todopoderoso «Laozong» ordenaba extorsiones y secuestros a compatriotas.