La primera ministra británica, Theresa May
La primera ministra británica, Theresa May - AFP

La Unión Europea descarta renegociar el acuerdo del Brexit

Según Juncker, el Reino Unido todavía no ha definido ni siquiera qué es lo que quiere cuando quedan menos de 60 días para su desconexión

Corresponsal en BruselasActualizado:

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, acaba de declarar ante el pleno del Parlamento Europeo que «la votación de ayer [en el Parlamento Británico] no cambia las cosas» y que «el Tratado de Retirada no será renegociad»”. Al contrario, la decisión de ayer en la Cámara de los Comunes «aumenta las posibilidades de una salida desordenada del Reino Unido».

Según Juncker, el Reino Unido todavía no ha definido ni siquiera qué es lo que quiere cuando quedan menos de 60 días para su desconexión. «Sabemos que la Cámara de los comunes está en contra de muchas cosas, pero seguimos sin saber qué es lo que quieren», dijo.

Antes, la Comisión Europea aprobó un nuevo paquete de medidas de emergencia, «ante el aumento de las posibilidades de que se produzca un Brexit sin acuerdo», según anunció el vicepresidente, Frans Timmermans. La decisión se tomó en la reunión ordinaria semanal del Colegio de Comisarios, que fue un día después de que el Parlamento británico aprobase una resolución pidiendo la renegociación del acuerdo de retirada que ya se había pactado.

Aunque el propio Timmermans dijo que la respuesta oficial la dará dentro de unas horas el propio presidente Jean-Claude Juncker, que comparece esta tarde ante el Parlamento Europeo junto al negociador europeo Michel Barnier, el anuncio de la Comisión sobre preparativos para el no acuerdo se puede interpretar como una reacción negativa a las propuestas de la primera ministra británica, Theresa May. Hasta ahora, la Unión Europea ha sostenido que el Tratado de Retirada firmado por May y rechazado por la Cámara de los Comunes es el único texto de acuerdo posible y que no está sobre la mesa la opción de renegociarlo.

Las nuevas medidas aprobadas por la Comisión hacen referencia a la continuidad de los estudiantes del programa Erasmus+ en el Reino Unido durante lo que queda de curso, la cooperación en materia de seguridad y los elementos presupuestarios que afecten a las pensiones de los europeos que han trabajado en el Reino Unido y Viceversa. Las medidas son unilaterales por parte europea y se pondrán en práctica «siempre que el Reino Unido cumpla con sus compromisos presupuestarios y legales», según Timmermans. Este no es el primer paquete sobre planes de contingencia para el caso de un Brexit sin acuerdo.