Tsipras y Kamenos, en 2015
Tsipras y Kamenos, en 2015 - AFP

El Gobierno de Tsipras se rompe por el cambio de nombre de Macedonia

Pierde la mayoría parlamentaria y solicitará voto de confianza en el hemiciclio

Corresponsal en AtenasActualizado:

Era un divorcio anunciado: la coalición entre el partido radical SYRIZA y el nacionalista de extrema derecha Griegos Independientes ha terminado esta mañana, cuando Alexis Tsipras ha aceptado la dimisión del Ministro de Defensa Pános Kamenos, líder del partido Griegos Independientes de carácter nacionalista de extrema derecha. El apoyo de Kamenos y sus diputados ha sido constante desde enero de 2015 y ha permitido gobernar cuatro años a los radicales en Grecia. Algo que ha reconocido Tsipras afirmando que «durante cuatro años he tenido una cooperación honesta y sincera con Panos Kamenos, sabiendo que provenimos de distintas familias políticas». Y recordó que con esta cooperación el país ha terminado los rescates y ha apoyado a los mas débiles, mientras que se abría el camino para la lucha contra la corrupción.

El primer ministro resaltó que aceptó la renuncia de Panos Kammenos y cualquier otra renuncia más, ya que son varios los vice ministros y otros altos cargos del gobierno que pertenecen al partido nacionalista Griegos Independientes. Destacó también que su principal objetivo es restablecer el papel y la posición internacional de Grecia y su papel de liderazgo en los Balcanes, señalando que el objetivo es garantizar que el país sea un pilar de estabilidad y seguridad.

Tsipras ha anunciado por televisión inmediatamente después de su encuentro con Kamenos que solicita del Presidente del Parlamento el comenzar el proceso para solicitar el voto de confianza del Parlamento. Pero el Presidente del Gobierno ha dejado bien claro que quiere tener la suficiente mayoría para ratificar el Tratado de Prespa y efectuar una serie de reformas constitucionales.

Los observadores políticos esperaban esta decisión, ya que Kamenos había declarado siempre que no aceptaría el nombre de Macedonia en cualquier reconocimiento oficial del nombre el país vecino y había tenido fuertes encuentros personales con el Ministro de Exteriores que preparó el Tratado de Prespa, Kotzias, que finalmente dimitió tras los ataques sufridos por él (ahora el Ministro de Exteriores es el propio Alexis Tsipras). Se espera que en el voto de confianza Tsipras conseguirá los votos de algunos diputados de otros partidos, aunque aun no se conocen al escribir estas líneas las posiciones oficiales de los distintos grupos parlamentarios. De no obtenerlo, algo que no se espera, se convocarían elecciones anticipadas.

«Decimos no al voto de confianza» afirmó Kamenos minutos después de la intervención de Tsipras por televisión. Y insistió que el Tratado de Prespa debería aprobarse con el voto de 180 diputados de los 300 que forman el parlamento uncameral heleno, añadiendo que además se debería efectuar un referéndum. También dejo caer una amenaza: si hay diputados miembros de su partido Griegos Independientes que darán su confianza al gobierno serán inmediatamente expulsados de su formación nacionalista. «Ahora es el momento de que entreguemos la silla», frase que en griego significa dejar el cargo, en este caso gubernamental, reiterando que miles de personas han perdido la vida por la Macedonia griega «y no pueden estar de acuerdo con el término Macedonia del Nort»e (es decir no votarían ni aceptarían ningún nombre que incluya el nombre Macedonia).