Los barcos incautados, amarrados en el puerto de Kerch (Crimea)
Los barcos incautados, amarrados en el puerto de Kerch (Crimea) - REUTERS

Moscú tacha de «ilegítimo» el fallo de la Justicia Internacional que insta a Rusia a liberar a los marineros ucranianos apresados

El presidente del Comité de Política Exterior del Senado ruso ha explicado que «la tripulación trató de cruzar ilegalmente la frontera marítima de Rusia y tal incidente no está bajo la jurisdicción de ese tribunal»

Corresponsal en MoscúActualizado:

"Decisión ilegítima" es la definición dada ayer por Konstantín Kosachov, presidente del Comité de Política Exterior del Senado ruso, al fallo emitido por el Tribunal Internacional del Derecho del Mar (ITLOS según sus siglas en inglés) instando a Rusia a poner "inmediatamente" en libertad a los 24 marineros ucranianos capturados por fuerzas rusas el pasado mes de noviembre junto al estrecho de Kerch (Crimea) junto con sus navíos.

Kosachov explica en declaraciones a la prensa rusa que "la tripulación trató de cruzar ilegalmente la frontera marítima de Rusia y tal incidente no está bajo la jurisdicción de ese tribunal ni es de aplicación las convenciones a las que hace referencia por lo que su decisión es ilegítima". Según sus palabras, "Moscú seguirá defendiendo su postura y rechazará cualquier nuevo intento de Ucrania de internacionalizar este conflicto y presentarlo como una actuación inadecuada de Rusia".

El Tribunal del Mar, con sede en Hamburgo y dependiente de Naciones Unidas, estimó ayer que Rusia violó el Derecho del Mar empleando la fuerza desproporcionadamente en aguas internacionales contra tres barcos de la Marina ucraniana, que fueron atacados a tiros y sufrieron un peligroso abordaje sin que del otro lado se abriera fuego o se mostraran preparativos de zafarrancho de combate. Los 24 tripulantes fueron arrestados y continúan encarcelados en Moscú. Algunos de ellos sufrieron heridas el día del ataque.

"La Federación de Rusia debe proceder inmediatamente a la liberación de los militares ucranianos y debe autorizarlos a regresar a Ucrania", advirtió Jin-Hyun Paik, presidente del ITLO. A su juicio, "la privación continua de la libertad que padecen los marinos ucranianos es preocupante desde el punto de vista humanitario". De igual forma, los jueces ordenaron la devolución de los tres buques. Esta decisión es fruto del recurso presentado por Ucrania en abril.

El nuevo presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, que tomó posesión el lunes de su cargo, ha señalado que "cumplir la decisión del Tribunal del Mar sería la primera muestra del Gobierno ruso de su disposición real a poner fin al conflicto con Ucrania".

"Veremos qué vía elige el Kremlin, pero nosotros esperamos impacientes a nuestros chicos en casa", escribió ayer Zelenski en Facebook.

En una entrevista concedida a la emisora Eco de Moscú, el politólogo Vadim Karasiov, director del Instituto de Estrategia global, afirma que "Rusia va a tener que obedecer la decisión del Tribunal del Mar y liberar a los militares ucranianos, si es que tiene interés en abrir un diálogo con Kiev".

Según su punto de vista, "Zelenski no podría, aunque quisiera, iniciar una aproximación a Moscú si el Kremlin no cumple un fallo tan importante de la Justicia internacional". "En tal caso, Rusia y Ucrania volverían a estar de espaldas la una a la otra durante tiempo indefinido", añadió Karasiov. Tanto Washington como Berlín y París han pedido al presidente Vladímir Putin que tienda la mano a las nuevas autoridades ucranianas.

A los 24 marineros, que se niegan a declarar por considerarse prisioneros de guerra y a los que se les acaba de prorrogar el arresto preventivo, se les acusa de haber "violado", el pasado 25 de noviembre, las aguas territoriales rusas a bordo de las lanchas artilladas "Berdiansk" y "Nikopol" y el remolcador "Yani Kapu". Este delito se pena en Rusia con hasta 6 años de cárcel. Las tres embarcaciones, que zarparon de Odessa, se dirigían al puerto ucraniano de Berdiansk, bañado por el mar de Azov y situado en la parte de Donetsk que controlan las fuerzas de Kiev.