El joven británico Ryan Lock
El joven británico Ryan Lock - TWITTER

El joven británico que prefirió quitarse la vida a ser atrapado por Daesh

Ryan Lock, de 20 años, viajó a Siria para combatir junto a las Unidades de Protección Popular kurdas al grupo terrorista

MADRIDActualizado:

Ryan Lock, un británico de 20 años, se habría suicidado para evitar caer en manos del grupo terrorista Daesh en diciembre, días antes de volver a su país natal para pasar la Navidad, según informa el medio «ITV News». El joven viajó a Siria para unirse a las milicias kurdas que combaten a los radicales islamistas.

Lock, que nació en Chicester, en el condado de Sussex Occidental, se quitó la vida durante una ofensiva para arrebatar a Daesh la ciudad siria de Raqqa. Según informa «ITV News», el joven combatía junto a las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en turco) para expulsar a los terroristas. Durante el ataque, tras verse rodeado, prefirió darse un tiro a ser atrapado y convertirse en rehén de los radicales.

Lock no había informado a su familia sobre el verdadero destino de su viaje, limitándose a contar que tan solo iba unos días de vacaciones a Turquía, aunque su destino final fuese, en realidad, Siria. Además, el joven no tenía formación militar, según «ITV News». «Estamos agradecidos a las YPG por traerlo a casa», ha explicado su padre, Jon Plater.

«Bendecimos la resistencia del mártir británico Berxwedan Givara», explicó uno de los generales de las YPG, citando al británico por el nombre que utilizaba durante los combates. «Nuestro mártir cayó tras una valiente lucha», añadió. Lock, como recuerda «ITV News», es el tercer británico que muere luchando contra Daesh.