Civiles abandonan Mosul para escapar de los enfrebtamientos entre el Ejército iraquí y Daesh
Civiles abandonan Mosul para escapar de los enfrebtamientos entre el Ejército iraquí y Daesh - REUTERS

El Ejército iraquí anuncia la «liberación» del este de Mosul

Los yihadistas resisten en tres barrios del noreste de la ciudad, que, según el comandante de las Fuerzas Antiterroristas, serán recuperados «en horas»

BARTALAActualizado:

El Ejército iraquí ha anunciado este miércoles que las Fuerzas Antiterroristas han concluido su avance en el eje central de los barrios orientales de Mosul (norte) y han expulsado a los yihadistas de Daesh que permanecían en esta zona. El comandante de estas fuerzas, el general Taleb al Kinani, ha anunciado en el cuartel militar de Bartala, al sur de Mosul, que «los principales barrios (del este) de la ciudad han sido liberados» y que el resto de zonas de la mitad oriental será recuperado «en horas».

Los terroristas resisten en tres barrios del noreste de Mosul: Al Arabi, Al Rashidiya y Bisan, según ha anunciado el jefe de las operaciones conjuntas iraquíes.

Las fuerzas iraquíes abrieron en el este de esa ciudad, considerada la «capital» del autodenominado Estado Islámico en Irak y dividida en dos partes por el río Tigris, un frente septentrional, uno meridional y otro central. Según el general Al Kinani, los yihadistas todavía resisten en algunas zonas, mientras que en el resto han empezado las labores de limpieza en busca de posibles bombas y trampas dejadas por los terroristas.

Las fuerzas iraquíes ya recuperaron este martes la tumba de Jonás, uno de los más importantes santuarios del país, saqueada durante los primeros días en los que los yihadistas se hicieron con el control de la zona en 2014. «Recuperamos el control de la zona de Nabi Yunés (...) e izamos la bandera iraquí sobre la tumba de Jonás», declaró a la AFP Sabah al-Nomane, portavoz de las fuerzas de élite del contraterrorismo (CTS), vanguardia de la ofensiva contra Mosul.

En los tres meses de ofensiva contra los yihadistas, que comenzó el 17 de octubre, las Fuerzas Antiterroristas han conseguido destruir 300 coches bomba y matar a una gran cantidad de suicidas, cuyo número Al Kinani no ha precisado. El general iraquí ha alabado durante su comparecencia el apoyo de todas las fuerzas de seguridad, la cooperación de los habitantes de Mosul y el respaldo, especialmente aéreo, de las fuerzas de la coalición internacional.